Una Flexibilidad Laboral de Nuevo Tipo.

Compartir:

Carlos Mendoza*

Paul Boccara es probablemente el ideólogo marxista contemporáneo que más ha aportado teóricamente, desde el interés popular, a una superación de algunos de los males que genera la explotación capitalista de la fuerza de trabajo en las actuales condiciones de incorporación de la nueva revolución tecnológica, denominada “revolución informacional”

Paul Boccara es probablemente el ideólogo marxista contemporáneo que más ha aportado teóricamente, desde el interés popular, a una superación de algunos de los males que genera la explotación capitalista de la fuerza de trabajo en las actuales condiciones de incorporación de la nueva revolución tecnológica, denominada “revolución informacional”: tendencia al desempleo y a la subcalificación de la fuerza de trabajo, siendo que las nuevas tecnologías, para su plena utilización,  requieren objetivamente del pleno empleo y de una creciente y permanente formación.

No basta ya con el crecimiento económico y ni siquiera con la redistribución de la riqueza, que es indispensable conseguir: El capitalismo, aun en épocas de auge económico, sufre de una contradicción creciente entre sus criterios de gestión fundamentales y el desarrollo de las fuerzas productivas que él mismo impulsa.

En base a las elaboraciones de Boccara se han generado investigaciones y luchas de trabajadores y sectores populares en varias partes del mundo. En nuestro país, en particular en Tesis 11, el seminario que coordino sobre “democratización de la gestión para una regulación económica de eficiencia social” ha producido varios trabajos basados en las elaboraciones teóricas de Boccara (en particular los libros “Un Nuevo Programa Económico Social”, Tesis 11 Grupo Editor, Bs. As. 1997 y “Construyendo Poder”, Tesis 11 Grupo Editor, Bs. As. 2003). A su ves, el director del Instituto de Empleo y Formación de la CTA y actual diputado nacional Claudio Lozano, impulsó la reelaboración de algunas de las ideas contenidas en dichos libros y su incorporación en las propuestas económicas de la Central, impulsando la creación del Frente Nacional contra la Pobreza, que realizara la consulta popular sobre la instauración de un seguro de empleo/formación, como parte de una propuesta más amplia de redistribución de la riqueza, e incorporó la idea de nuevos “reguladores económicos de eficiencia social” para el área de economía popular social y pública, contenida en la propuesta de la CTA denominada “Shock Distributivo, Autonomía Nacional y Democratización”

Los trabajadores y sectores populares deben luchar, entre otras cosas, no solo por la redistribución de la riqueza, sino también por democratizar la gestión económica e incorporar criterios de regulación e instituciones que permitan una superación, a favor del interés popular, de las lacras que el capitalismo monopolista y globalizado actual genera. En ello tienen su influencia las lúcidas ideas de Boccara.

*Carlos Mendoza, economista, escritor, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11.

Deja un comentario