¿Qué implica la creación de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular?

Compartir:

El referente nacional del MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos) y de la UTEP (Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular), Nicolás Caropresi, dialogó con AGENCIA PACO URONDO sobre el nacimiento del espacio gremial.

Por Santiago Asorey

El referente nacional del MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos) y de la UTEP (Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular), Nicolás Caropresi, dialogó con AGENCIA PACO URONDO sobre el nacimiento del espacio gremial y de las perspectivas para los movimientos sociales en los próximos años.

APU: ¿Qué es la UTEP? ¿Y qué diferencias organizativas trae como novedad para los trabajadores de la Economía popular?

NC: La UTEP es la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular. Es el inicio de la organización para trabajadores y trabajadoras que se han inventado su propio trabajo. La idea es que las organizaciones sociales más grandes del país puedan unirse, sin renunciar a su identidad, en la construcción de una herramienta gremial que permita salir a defender los derechos de los trabajadores y las trabajadoras ante la falta de respuesta del mercado, producto del nivel de tecnificación y de concentración de la riqueza.

Es un sector que está excluido de la posibilidad de tener un convenio colectivo de trabajo y así trabajan todos los días. Vendiendo tortillas, ropa, juntando cartón o cortando el pasto. Sin cobertura médica, sin jubilación, sin acceso a los derechos básicos de cualquier trabajador y trabajadora. El objetivo fundamental es conquistar derechos a estos cinco millones de personas que hoy se la rebuscan como puede para alimentar a su familia.

Buscar un salario mínimo, jubilación, vacaciones o una cobertura. Desde ese punto común de horizonte es que todas las organizaciones nos vamos a poner a trabajar en conjunto.

APU: ¿En este sentido en qué se diferencia de la CTEP?

NC: Es la CTEP y el tridente San Cayetano mutando en una nueva herramienta superior.  La CTEP deja su piel de CTEP para convertirse en UTEP y así incluir a nuevas organizaciones que se incorporan. Principalmente, el tridente San Cayetano, pero también el Frente Darío Santillán que pasa a integrar el gremio.

APU: ¿Qué escenario vislumbra para los movimientos sociales bajo el nuevo Gobierno del Frente de Todos?

NC: Se ve un escenario complicado por delante. No por la falta de intención del Gobierno, sino porque el próximo año va ser complejo. Mucho de la política interna depende de como los problemas de la deuda se resuelvan con el FMI.

Vamos a tener que dar una puja redistributiva con los sectores concentrados de nuestro país. Los mismos que hacen que le lecha valgan cien pesos y que la carne salga arriba de doscientos pesos. Son los que han inaccesible los alimentos básicos de nuestro país: los dueños de la tierra. Los que han dolarizado el costo de vida, los que han sido felices y han conformado orgánicamente el Frente Juntos por el Cambio. La puja redistributiva va ser con esos sectores. Nuestra pelea no es contra el Gobierno aunque también vamos a tener que exigirle cosas.

APU: ¿Qué experiencia pueden deducir los movimientos sociales como un balance final de estos años macristas?

NC: Tenemos que poner todo nuestro esfuerzo y sacrificio para que nunca más un experimento neoliberal pueda volver a Gobernar. Con los niveles de exclusión que hay en la Argentina y en el mundo la única manera de pensar un futuro en el corto plazo  es con Gobiernos que pongan la política delante de la economía. O pensar la economía, como lo que es, con la búsqueda de equilibrios. Y no este nuevo modelo de economía mundial que es la competencia despiadada y la obtención de cada vez más dinero, llevándose puesta la naturaleza e incrementando los niveles de exclusión. 

Deja un comentario