El FPV, las elecciones y el candidato

Compartir:

Revista Tesis 11 (nº 114)

(elecciones 2015)

Oscar Touris*

En los últimos tiempos se ha naturalizado como más importante la imagen de los candidatos por sobre sus programas. Ya no se ven los grandes actos donde los candidatos hablaban sobre sus planes de gobierno. TV mediante, han sido reemplazados  por las encuestas, que hasta el lenguaje han modificado: hoy se habla de “cuanto mide el candidato” para establecer sus posibilidades. Y su programa?  Y su compromiso? Poco más que generalidades.

Elecciones 2015

Scioli?          Naaa !

Scioli?          Siii !

Scioli?          Mmmsé…..

Scioli?          Si, pero……

Éstas son algunas de las respuestas escuchadas en la parte de mi entorno que simpatiza con el gobierno. Es toda gente sencilla. Ninguno con intereses económicos vinculados con los candidatos, más allá del interés “pancista” que puede ser la preocupación por la jubilación, el salario o el empleo.

Qué nos pasa? Escribo hoy sábado 27 de junio, ya proclamada la fórmula Scioli-Zannini por el FPV. Puede ser que algunas cosas, aún las más sabidas, se olvidan y nos confundimos? Tomemos una: los seres humanos son únicos e irrepetibles. No recuerdo quien lo dijo, pero todos conocemos ésta verdad. Seres únicos e irrepetibles. Incluyendo a Cristina!! Imposible de clonar!

Quien busque un candidato igual a Cristina o a Néstor, no lo va a encontrar. Además están el entorno y el momento histórico particular. Decía Ortega y Gasset: “soy yo y mi circunstancia”. Escribo desde la comodidad de mi condición de no peronista. Soy un convencido kirchnerista que cree ver en el actual modelo una síntesis superadora de lo mejor del  primer peronismo, del desarrollismo de Frondizi, de la primavera camporista y del alfonsinismo:

Crecimiento económico y distribución de la riqueza generada, en subsidios, en 3 millones de nuevos jubilados, en la AUH, jubilaciones actualizadas por ley 2 veces por año, los más altos presupuestos en educación y en salud, fuerte inversión para recuperar los ferrocarriles, YPF y  Aerolíneas . Ciencia y tecnología en la vanguardia. Y no sólo por ARSAT y el satélite. Convenios colectivos que estaban suspendidos desde Cavallo. Venimos del trueque, del corralito, de la desocupación, del hambre y la represión. Hoy tenemos libertades internas nunca vistas. Derechos humanos en la proa de decisiones fundamentales. Juicio y castigo a represores de la última dictadura

Tolerancia ante ataques arteros de la prensa y de desbocados “opositores”. Nunca se reprimió ninguna manifestación ni reclamo, por injusto que fuera. Al mismo tiempo, firmeza frente las corporaciones. Dignidad en las relaciones internacionales, nada de relaciones carnales. Con errores e insuficiencias, siempre el pueblo como destinatario de los mejores planes

LO QUE   FALTA

Está todo? Ya está? De ninguna manera. El poder real sigue en manos de las corporaciones. Su poder está intacto. La legislación es mayormente regresiva y los ampara. Las relaciones internacionales no están blindadas. Los poderosos presionan con libre comercio, ALCA y otras “bondades”. El poder judicial está en manos de una casta que protege con egoísmo intereses propios y de los monopolios. La causa de la voladura de la fábrica de Rio III lleva 20 años sin acusados a la vista. La causa de los asesinatos de Plaza de Mayo en 2001 exculpó a los principales responsables: el presidente de la Rua y su jefe de policía. Las voladuras de la AMIA y de la embajada de Israel llevan más de 20 años sin ningún avance. La causa por la desaparición de Marita Verón quedó sin acusados. Los jueces entendieron que la madre no pudo presentar testigos. Las presentadas sólo eran putas. Así de simple. Parece que en éstos días se reabre y a empezar de nuevo. Los jueces se amparan en antiguos privilegios para no pagar impuestos y se desempeñan como partido político opositor. El sistema impositivo es injusto y regresivo. Quien compra un paquete de fideos paga IVA. Quien compra o vende acciones de una SA no paga nada. Un entramado “legal” hace difícil poner límites a la concentración de activos que derivan en monopolios. Ej: la ley de medios. Después de un largo recorrido no puede ser aplicada en plenitud.

América Latina es una de las regiones más injustas del mundo. Desde hace 5 siglos. Y aquí, en AL está nuestro país. Agotadas las riquezas de Potosí, de Minas Gerais, de Méjico y del Perú, el poder real dispone una muy injusta distribución de la riqueza generada por el trabajo. Porque pocos tienen mucho y muchos tienen poco. O nada. Y porque los pocos que ganan mucho no reinvierten para mejorar la infraestructura, generar trabajo y producir bienes. No señor. Se dejan penetrar por el sistema financiero parasitario a través de los bancos y sacan sus ganancias fuera del país. Nos enteramos de las 4040 cuentas de argentinos en HSBC de Suiza? Es dinero nuestro. Generado por trabajadores argentinos. Nos roban. Y se ofenden y nos amenazan cuando se los quiere investigar. A ésta unión de corporaciones productivas y financieras, el gobierno de Cristina tuvo la virtud de llamarla por su nombre: MAFIA. Es la primera vez -y ya tengo 81- que escucho llamar desde un gobierno con tanta claridad a éste grupo empresario.  Macri dulcemente lo llama Círculo Rojo. Podríamos seguir y seguir hasta el infinito. Pero resulta que estamos hablando de las elecciones y del candidato.

EL CANDIDATO Y LAS CIRCUNSTANCIAS

Cuales serían las circunstancias que según el filósofo madrileño rodean a los seres humanos y sobre todo a los dirigentes? Cuales estarán esperando al próximo Presidente? Actuar sobre las “circunstancias” supone trazar un derrotero. Supone impregnar con su estilo personal su lucha (o no) por los cambios.   Circunstancias las hay de todo tipo: el medio ambiente, fenómenos naturales, inundaciones, sequias, epidemias, etc. Las hay provocadas por el hombre: guerras, amenazas militares, golpes del “mercado”, cotización internacional de materias primas (petróleo, hoy lo sufre Venezuela. Precio del azúcar que sufriera Cuba) Griessa y su “justicia”, etc. También están las circunstancias domésticas: en nuestro país tenemos una burocracia sindical que “olvidó” el papel histórico de los trabajadores. Y organizaciones empresarias y profesionales y judiciales actuando como partidos políticos opositores del gobierno. En ocasión de las próximas elecciones tratarán de dejar un campo minado, posiblemente intenten provocar el caos que tenían preparado para Navidad. Se pinchó la operación Nismann,  intentarán otras.

Es justo ver que también surgieron organizaciones populares como Hijos- Unidos y Organizados- Madres y Abuelas- Justicia Legítima- La Cámpora. Están el movimiento cooperativo, la CTA Yasky, algunos sindicatos, se recuperó la Federación Agraria, etc. Que mantengan el espíritu transformador y la voluntad de profundizar los cambios ayudará a triunfar en Octubre. Y ayudará al nuevo gobierno a mantener el rumbo. Será responsabilidad nuestra. De los de a pié. Fortalecer con trabajo y militancia las organizaciones de base.  A favor o en contra del Estado inclusivo podría ser la primera línea divisoria entre amigos o adversarios.

NO ES CIERTO QUE EL QUE NO CAMBIA TODO NO CAMBIA NADA

En Octubre se trata de elecciones. De la voluntad popular. Por consiguiente, la primera obligación es ganar las elecciones. Primo manggiare e doppo filosofare. El candidato Scioli aparentemente está bien ubicado en las simpatías populares. Su programa y sus palabras a favor de políticas de Estado dan esperanza.

Volvamos  a Ortega y Gasset. Hasta donde conozco, no era marxista. Pero usaba la dialéctica como herramienta. En su libro “LA REBELIÓN DE LAS MASAS” escribió:     “Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos.”

Lo publicó alrededor de 1929.   Ayer no más.

*Oscar  Touris, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11.

2 respuestas a “El FPV, las elecciones y el candidato”

  1. jorge castro dice:

    a pesar de la edad no esta mal, pero Alicante te sienta mejor viejito. un gran abrazo

  2. jorge schnitzer dice:

    Coincido con el final del artículo de Touris cuando cita a Ortega yGasset, “las circunstancias son el dilema”. Ante la postulación de Scioli, que hacemos, nos enojamos y nos vamos. No compañeros, sería un grave error, León Trotzky se reunió en 1940 con un grupo de trotskistas que lo fueron a visitar en México y les dijó “No compañeros, no luchen contra el gobierno, apoyen a Cárdenas, y luchen desde adentro”

Deja un comentario