HAY RECURSOS, SOBRAN NECESIDADES.

Compartir:

Comunicado de la CTA de Capital Federal.

La CTA de la Capital propone la distribución de los recursos excedentes de la Ciudad de Buenos Aires a partir de la implementación de políticas sociales de carácter universal sobre los sectores más desprotegidos.

En el marco de la CRISIS SOCIAL que vive la Ciudad, -con 13% de sus habitantes desocupados y 13% subocupados , un 21% bajo la línea de pobreza (638 mil habitantes), de los cuales el 34% son menores de 15 años (220 mil menores)  y con más de 100 mil familias en emergencia habitacional-, resulta tan INADMISIBLE que se SUBEJECUTE el presupuesto y que los $245 millones acreditados a las diferentes secretarías NO SE UTILICEN como que los $661 millones de excedente se oculten para que el Poder Ejecutivo decida discrecionalmente. La regional de Capital junto al Bloque Legislativo del Sur y otras organizaciones sociales propuso que este excedente no declarado se destine a la asignación universal de $40 para los menores de 18 años y una ayuda escolar anual de $130 para los menores entre 6 y 18 años.

 
Siendo coheretes con nuestro planteo a nivel nacional
El excedente fiscal del Gobierno de la Ciudad esperado para el año 2004 alcanzaría como mínimo los $1083 millones. Frente a este superávit en la Legislatura porteña se aprobó una ampliación del presupuesto de $421 millones. Esta subestimación del excedente no fue casual, ya que se encuentra vigente en la Ciudad, el decreto 2368/03 del Poder Ejecutivo de la Ciudad que estableció la creación de un “Fondo Anticíclico” al cual se destinarían los excedentes fiscales de cada año y que destina los montos acumulados a “financiar gastos operativos de la Ciudad, cuando la recaudación cayera más de un 5% respecto de lo presupuestado; sostener total o parcialmente la ejecución de proyectos de inversión considerados prioritarios; y afrontar los compromisos de reestructuración de deuda pública aprobados por las leyes N° 767, 773 y 1009.” Es decir, se destinan hasta la fecha $661 millones a un Fondo sobre el cual el Ejecutivo tiene un manejo discrecional, destinado casi exclusivamente al pago de obligaciones externas y grandes contratistas de la ciudad. Implícitamente en la ampliación presupuestaria aprobada por la Legislatura de la Ciudad se destinaron recursos a este Fondo tres veces superiores a los correspondientes a las ampliaciones presupuestarias de Salud y Educación.
Al analizar la ejecución del presupuesto de la Ciudad correspondiente al ejercicio 2003, en un marco de holgura fiscal NO SE EJECUTARON $245 millones (recursos disponibles con destinos presupuestados aprobados por ley para las diferentes áreas de la Ciudad que por ineficiencia no se utilizaron). El 69% de la NO EJECUCION se concentró en Obra Pública (no se utilizaron $174 millones destinados a obras de infraestructura social) y esto fue común a todas las secretarías.

[1] Informe de Resultados N° 100. Dirección General de Estadística y Censos. Noviembre 2003.

[2] Informe de Resultados N° 47. Dirección General de Estadística y Censos. Febrero 2003.

Deja un comentario