El Muro y el Movimiento Popular

Compartir:

Revista Tesis 11 (nº 116)

(Argentina/elecciones 2015)

Carlos Mendoza*

Los problemas estructurales de nuestro país constituyen un muro que pone límites a las políticas reformistas en favor de los sectores populares; sus consecuencias y la necesidad de continuar desarrollando la unidad y organización popular más amplia, indispensables para elevar el nivel de conciencia del pueblo y poder así enfrentar y superar las restricciones que implica la existencia del bloque de poder dominante.

Ante la derrota electoral del 22/11/2015, se vienen difundiendo varias hipótesis sobre las razones de este retroceso para el campo popular: Errores propios, rol de la corporación mediática, desgaste luego de 12 años y medio de gobierno y otros. Todos pueden tener una parte de verdad. Por mi parte, trataré de enfocarme en cuestiones estructurales de nuestro país, que creo han sido el telón de fondo del problema, y que denomino El Muro ante el cual chocan las políticas progresistas, lo cual limita sus posibilidades.

Sintéticamente estos problemas estructurales serían esencialmente los siguientes:

–       La oligopolización de nuestra economía, que permite a los sectores que la integran, que son los principales formadores de precios, aumentarlos sistemáticamente por encima del aumento de sus costos, para obtener ganancias extraordinarias, aprovechando la demanda solvente creada por las políticas de inclusión social y de obras públicas, como las del gobierno kirchnerista. Esto tiende a generar una elevada inflación anual, como sucedió desde el 2008, lo cual además se combinó con la muy errónea manipulación gubernamental de los índices del INDEC, lo que fue creando una creciente reacción negativa en la población sobre este sensible asunto.

–       La extranjerización del sector oligopólico, que está mayoritariamente en manos de multinacionales que reclaman repatriación de ganancias hacia los países centrales capitalistas, más aun ante la crisis capitalista mundial actual, lo cual genera gran parte de la denominada “fuga de divisas”, que se restan al Banco Central y no se reinvierten en el país.

–       Una industria predominantemente ensambladora, que importa insumos, bienes de capital y tecnologías y vende sus productos y servicios en el mercado interno, lo cual genera escases de disponibilidad de divisas.

–       Las fuertes contradicciones en el denominado Bloque de Poder, constituido principalmente por oligopolios (bancarios, industriales, comerciales, comercio exterior, latifundistas, grandes arrendatarios, corporación mediática). Si bien controla lo esencial de la economía, domina al Poder Judicial e impone su hegemonía cultural a la población, dista de ser homogéneo. Hay en él sectores vinculados mayoritariamente a las exportaciones (agrarias, agroindustriales, acero, aluminio, minería) y otros vinculados mayoritariamente al mercado interno (alimentos, bebidas, textil, calzado, electrodomésticos, juguetes, automotriz, electrónica). Esto hace que a lo largo de nuestra historia se hayan sucedido ciclos gubernamentales vinculados ora al mercado externo (agroexportadores) ora al mercado interno (industrialistas), sin que ninguno de los dos haya terminado por hegemonizar el rumbo de la economía y poder determinar una estructura económica estable. Esto ha sido siempre causa de inestabilidad política, resuelta en el pasado mediante golpes de estado, mientras que en el presente tenemos la novedad de la llegada por vía electoral de la derecha, que responde en general al primero de esos sectores.

Lidiar con semejantes problemas hace ver hasta qué punto se necesita de un avance a un nuevo nivel cualitativo de la conciencia popular y de su concreción en organización. En cuanto a esto, el FPV y en especial su componente movimientista Unidos y Organizados han significado un importante avance en el desarrollo de conciencia política y de organización popular, por más falencias y limitaciones que tengan. La considerable homogeneidad ideológica y programática del 49% que votó por Scioli-Zanini y la impactante movilización popular del 9/12/15 para despedir al gobierno de Cristina, son muestras de ello. Sin embargo, hay ciertas amenazas que convendría considerar y tratar de evitar, algunas de las cuales podrían ser las siguientes:

–       Sería muy contraproducente que sectores del PJ que integran el FPV traten de desembarazarse de la izquierda peronista y no peronista. Quienes lo planteen con el engañoso argumento ya escuchado de que “hay que volver al peronismo de Perón”, en realidad producirían una derechización y burocratización del FPV.

–       Sería igualmente muy contraproducente que sectores de la izquierda peronista y no peronista del FPV pretendan que el PJ se aleje del frente, con la división y el debilitamiento del campo popular que ello produciría.

–       Otra cuestión importante es la siempre complicada dialéctica entre liderazgos personales fuertes, como ha sido el de Cristina, que contribuyen a mantener la unidad, como es el caso en el FPV y particularmente en Unidos y Organizados y la necesidad de que se desarrollen en esos espacios la democracia participativa y las formas de organización colectiva, sobre todo cuando los líderes ya no están en el gobierno.

Es necesario que se fortalezca la unidad más amplia posible de los sectores populares, conteniendo a sus diversas corrientes políticas e ideológicas y sus tradiciones históricas. Solo la organización y autogestión del campo popular, indispensables para el desarrollo de su conciencia política, pueden estar a la altura de lo que se requiere para enfrentar los problemas estructurales y superarlos, pudiendo así avanzar mucho más allá de reformas progresistas, que siempre son bienvenidas para mejorar las condiciones de vida concretas del pueblo, pero que encuentran límites al chocar contra lo que aquí denomino El Muro y suelen así terminar periódicamente en derrotas y retrocesos.

*Carlos Mendoza, ingeniero, escritor, miembro de la Comisión de Economía y del Consejo Editorial de Tesis 11.

Nota: Para encontrar un análisis más amplio de los problemas estructurales de la Argentina y estadísticas sobre ello, visitar los siguientes enlaces para acceder a artículos del autor, publicados en números anteriores de la revista Tesis 11:

https://www.tesis11.org.ar/problemas-estructurales-y-necesidad-de-profundizar-las-politicas-kirchneristas/

https://www.tesis11.org.ar/problemas-estructurales-y-necesidad-de-profundizar-las-politicas-kirchneristas/indicadores-economico-sociales-2015-7/

Deja un comentario