Presentación del libro:Construyendo Poder (Democratización de la Gestión y Nuevos Criterios de Regulación Económica, Gérmenes de una Nueva Sociedad). Carlos Mendoza.

Compartir:

El 12/11/03, en el auditorio de ATE, se realizó la presentación del libro “Construyendo Poder”, elaborado por el Seminario permanente de Tesis 11, sobre “Democratización de la Gestión, para una Regulación Económica de Eficiencia Social”, coordinado por Carlos Mendoza. Este libro fue incluido por la CTA entre los “documentos complementarios y específicos” de su propuesta “Shock Distributivo, Autonomía Nacional y Democratización” y los criterios básicos de regulación de eficiencia social del mismo fueron adoptados para el “área de Econoía Popular, Social y Pública” en dicha propuesta.

El panel de presentación estuvo integrado por: Claudio Lozano, director del Instituto de Estudios y Formación de la CTA y diputado nacional; Abraham L. Gak, rector del colegio Carlos Pellegrini y coordinador del grupo Fénix; Leonardo Bleger, economista jefe de Credicoop (IMFC); Carlos Mendoza, coordinador del seminario que produjo el libro y, como coordinador, Horacio Ramos, periodista.
Dada la jerarquía del panel de presentación y la importancia de las intervenciones, creemos de mucho interés transmitir a nuestros lectores una síntesis de los conceptos allí vertidos por los panelistas.

Claudio Lozano:

Destacó algunas de la temáticas que consideró contenidas en el trabajo:

– cuestionamiento a la antigua idea revolucionaria de “toma del poder” y contraposición de la idea de “construir poder” desde el campo popular. No alcanza con la toma del poder, hay que generarlo desde el aquí y ahora.
– el nuevo y creciente papel de las organizaciones sociales en la construcción del sujeto social portador de los cambios.
– la modificación posible de la relación de fuerzas entre trabajadores y quienes dominan la sociedad, mediante la democracia participativa.
– la necesidad de construir la nueva sociedad desde el seno de la actual.
– el cambio necesario de la relación entre representantes y representados, considerando que el concepto de hacer política, desde el interés popular, no consiste solo en ocupar espacios institucionales sino en buscar el protagonismo de los representados.
– la propuesta de democratización de la gestión, para la aplicación de nuevos criterios de regulación económica de “eficiencia social”, implica transformar las bases de funcionamiento de la sociedad.

Señaló que el rol de la Central de los Trabajadores es construir una organización capaz de implantar una regulación económico-social de nuevo tipo y no solo organizar la resistencia. Por ello, plantearse la distribución como objetivo implica la necesidad de una regulación de eficiencia social y es en esta visión que reivindicó la propuesta contenida en el libro.

Abraham L Gak:

Se refirió al rol fundamental de la utopía en la lucha por construir una sociedad mas justa y en tal sentido, elogió generosamente el esfuerzo de los integrantes del seminario y de toda Tesis 11 para producir, debatir y difundir ideas desde el campo popular progresista. En tal sentido destacó que el trabajo presentado plantea las bases de una sociedad distinta.

También reivindicó la importancia de la persistencia en la tarea de elaboración teórica, considerando el trabajo del seminario permanente, realizador de la propuesta presentada, como ejemplo de ello.

Como educador, señaló la necesidad de que prendan en los jóvenes los nuevos ideales y la necesidad, para ello, de transmitirles las nuevas ideas y el ejemplo del esfuerzo colectivo para su elaboración.

Leonardo Bleger:

Realzó el rol de la regulación con el objetivo de “eficiencia social” planteado en el trabajo y consideró que, además de su importancia a nivel de las empresas, asunto desarrollado en el libro, hay que encuadrarlo en una concepción sistémica, que incluya la regulación estatal en asuntos tan importantes como la planificación, el régimen tributario, el régimen laboral, la banca pública y el control antimonopolista.

Consideró, como asunto fundamental, ver quienes pueden ser potencialmente agentes portadores del modelo alternativo, basado en criterios de “eficiencia social”, mediante las luchas de los trabajadores y sectores populares, sugiriendo algunos:
– el sector público
– organismos descentralizados (PAMI, por ej.)
– las empresas de servicios públicos privatizados
– las empresas de economía social (cooperativas, autogestionadas, banca cooperativa, etc.)
– PYMES

Con respecto al posicionamiento respecto al gobierno Kirchner, sugirió, como método, analizar los criterios de gestión. No alcanza con el simple crecimiento del valor agregado anual, sino que hay que ver temas tales como el empleo, la capacitación, la inversión científico técnica y analizar si se están aplicando allí criterios de “eficiencia social” como los planteados en el trabajo presentado.

Carlos Mendoza:

En su rol de coordinador del seminario que produjo el libro presentado, centralizó su exposición en dos aspectos que consideró nodales en la temática considerada:

El primer aspecto se vincula con el problema de la democracia. Consideró que en el contexto de la actual relación de fuerzas entre el poder económico monopolizado y globalizado y los sectores populares, es indispensable impulsar una democracia participativa, que estimule el desarrollo de la conciencia de los ciudadanos y su compromiso directo en la gestión de lo público, como condición necesaria para cambiar la relación de fuerzas en el plano socio-político. Sin resolver este fundamental asunto, no podrían haber cambios de esencia hacia una sociedad superadora.

En esa concepción, la democratización de la gestión económica, fundamentalmente mediante la participación de los trabajadores en la misma, sería una asunto de principal importancia.

El segundo aspecto se refiere a las propuestas alternativas, favorables al campo popular, que los trabajadores deberían plantear como copartícipes de la gestión económica. Se debería considerar las contradicciones entre el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones económico-sociales y hacer propuestas racionales desde el interés popular. En tal sentido, para lograr una incorporación de las nuevas tecnologías de la actual “Revolución Informacional”, en favor del pleno empleo, la calificación permanente de la fuerza de trabajo y una distribución que tienda a la igualdad, se requiere aplicar nuevos criterios de gestión, que tengan como objetivo la “eficacia social “, alternativamente al solo criterio de la rentabilidad financiera. Intervenir en la gestión para que la distribución progresiva del producido determine al proceso económico desde su inicio y no solo luchar por la redistribución del producido. En esto se basarían los reguladores económicos planteados en el libro.

Nota de la redacción: Al transmitir en esta nota solo una síntesis de los conceptos vertidos por los panelistas, la redacción de la revista se hace sola responsable de la interpretación de los mismos.

Deja un comentario