SIGNIFICADO DEL TRIUNFO ELECTORAL DEL FRENTE DE TODOS

Compartir:

DECLARACION DE TESIS 11

El contundente pronunciamiento popular del pasado 27 de octubre expresó el repudio y la derrota del intento de imponer, al igual que a otros pueblos hermanos que ahora también luchan, un proyecto de sociedad – el del neoliberalismo – asentado en el empobrecimiento de grandes mayorías populares en beneficio de una minoría poderosa, subordinando al país a la lógica de funcionamiento del capital financiero mundial y al de su dominio político.

Fue también el rechazo a una metodología de gobierno que para alcanzar  sus objetivos hizo uso y abuso de la mentira, el engaño, la burla al estado de derecho y el desprecio a la política, contando con la complicidad de una parte del poder judicial corrupto y degradado y de medios  hegemónicos que con similares atributos, se abocaron al encubrimiento  de la realidad y al blindaje del poder. Y cuando todo este bagaje lo consideró  insuficiente, no trepidó en fomentar el odio, perseguir y encarcelar adversarios, sin que faltara el gatillo fácil, la represión y la muerte.

El balance al cabo de cuatro años constata un saldo económico, social y cultural calamitoso, con gravosos costos y dificultades que habrá que sobrellevar para curar las heridas. A pesar de ello, el resultado electoral insufló en el pueblo un júbilo auténtico y masivo, fundado en la esperanza de que ahora se inicie el tránsito de un sendero hacia una sociedad inclusiva, más igualitaria, solidaria, con más derechos, respetuosa de la dignidad de todas y todos, en el marco de una democracia participativa en un país con autonomía política e integrado con los pueblos de los países hermanos Es el camino hacia una sociedad de nuevo tipo, camino en el que el neoliberalismo, nunca más.

Pero para que esta esperanza se cristalice y se torne irreversible, objetivo que inexorablemente exige  construir y oponer una fuerza que enfrente y derrote al trabajo de zapa y de reconquista de los portadores del neoliberalismo, es ineludible una ardua y prologada tarea que cambie la subjetividad social, ese sentido común consustanciado hoy con la ideología neoliberal, impregnada de individualismo, de meritocracia, de consumismo, de estigmatización al diferente, en particular si es el vulnerado, que alimenta el inconsciente y la espiritualidad de una parte no desdeñable de la sociedad.

Deja un comentario