La Guerra del Agua.

Compartir:

Isaac Grober*

CHARLA DEBATE DE TESIS 11  EN ESTEBAN ECHEVERRÍA

Así como muchas de las guerras que ensombrecieron al siglo XX tuvieron como principal fundamento la disputa por el petróleo, las del siglo XXI reconocerán su origen en la disputa por el agua .

Con este pronóstico la licenciada Elsa Bruzzone , historiadora, especialista en geopolítica, estrategia  y defensa,  secretaria del CEMIDA – Centro de Militares para la Democracia – inició su disertación en el Centro Municipal de Exposiciones El Telégrafo, de Monte Grande, Pcia Bs. As., dentro del ciclo de charlas-debate mensuales que desde hace tres años viene realizando TESIS 11 con el auspicio de la Secretaria de Cultura y Comunicación Social del municipio de Esteban Echeverría.

A lo largo de más de dos horas de una apasionada y fundamentada  exposición, seguida con extrema atención e intervención de los asistentes, Bruzzone ofreció un  panorama sobre los aspectos principales relativos a la lucha por el agua potable como recurso del siglo XXI, incluyendo sus connotaciones económicas, tecnológicas, ecológicas, políticas y militares por parte de los países centrales, en especial EE.UU.,  en sus esfuerzos por perpetuar su dominio mundial  y las ganancias de las corporaciones multinacionales.

Como lo hizo notar la disertante, no se trata de meras especulaciones intelectuales. Lo prueba el actual conflicto de Medio Oriente, donde el centro de los afanes de Israel, más que la lucha por la tierra,  es por asegurarse las fuentes de agua dulce provenientes de las alturas del Golán y del acuífero de Cisjordania, por lo que difícilmente acepte retirarse, renunciando a su ocupación. O la distribución de bases militares bajo dominio norteamericano en Sudamérica, donde subyace el acuífero Guaraní, tercero en importancia por su extensión –  hasta donde hoy se lo conoce – en la escala mundial. Ejemplos de ello son – y sólo algunos – la base aeronáutica Esteban Estigarribia (Paraguay), los acuerdos militares negociados con los países andinos o la falaz leyenda sobre bases y células terroristas en la zona de la Triple Frontera .

 Hizo notar que gran parte del territorio argentino se asienta sobre este acuífero, el que también abarca parte de Brasil, Paraguay y Uruguay y se conecta con el acuífero del Amazonia . Es un patrimonio de valor inconmensurable, de importancia estratégica desde todo punto de vista, en particular de sustentación de la vida misma. Planteó la  necesidad  de la toma de conciencia de lo que está en juego,  la de  que la sociedad se organice  y movilice para la defensa de este patrimonio que hace a la soberanía, a la vida y a la salud de nuestro pueblo siempre que se lo ponga al servicio de la satisfacción de  las necesidades del ser humano, dentro de una sociedad democrática justa y solidaria, ajena a toda subordinación al imperio del capital  trasnacional.
 .
Lamentablemente – reconoció – que desde la esfera oficial es poco y nada lo que hasta ahora se ha hecho en defensa de los recursos naturales, agua incluida,  por lo que  también compete a las organizaciones sociales impulsar a las autoridades y organismos de la República a jugar sin renuncios al rol que les corresponde.

La conferencista advirtió sobre la inconveniencia de que al acuífero Guaraní  se le adjudique el título de Patrimonio de la Humanidad, señuelo al que empujan las grandes corporaciones y los gobiernos bajo los que se cobijan como modo de limitar la soberanía y las posibilidades de operar y decidir a los pueblos de los países sobre los que se asientan estos patrimonios. Esto es una trampa.

Con el mismo espíritu  trajo a colación  la disputa por los recursos naturales (petróleo , minerales estratégicos, recursos ictícolas,  etc)  subyacentes en la plataforma continental argentina, una de las mayores del mundo y las existentes en nuestro sector antártico. Además acotó que si bien en el mundo se vienen desarrollando y aplicando  métodos de desalinización del agua, estos resultan muy costosos y además, generan desechos químicos cuya eliminación no está resuelta. Fue comentario entre los asistentes el nivel del conocimiento respecto de los temas tratados por parte de la expositora, con detalles e ilustraciones ejemplificativas,  los fundamentos dados en respaldo de sus afirmaciones y la pasión con la que trasmitió  su vivencia  sobre el tema.

La licenciada Elsa Bruzzone  es también  asesora ad-honorem  sobre recursos naturales en el Congreso Nacional, integrante del Comité de ATTAC y partícipe activa en la elaboración del documental Sed,  invasión gota a gota.

*Isaac Grober, Licenciado en economía, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11

Deja un comentario