Bullrich los acusó de terroristas; hoy la justicia los absolvió

Compartir:

Otro relato del gobierno que se desintegró y la antesala del caso Santiago Maldonado quedó a la luz.

Nota de Maria Falcó- mariafalco.bsas@gmail.com – Noticias NU

Otro relato del gobierno se desarmó ante los estrados judiciales en manos del juez O Connor.

La historia inventada por la Ministra Patricia Bullrich se desintegró y las acusaciones se estrellaron contra el piso.
La funcionaria junto a los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni; de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Neuquén, Omar Gutiérrez; presentaron en 2017 un informe conjunto sobre la RAM, la inexistente organización “guerrillera” utilizada desde los medios de comunicación para construir e instalar un enemigo interno.

En el informe aparecían causas que supuestamente existen vinculadas a la RAM. Se menciona un total de 96 procesos judiciales, de los cuales 84 son NN, es decir no tiene autores identificados.

En su oportunidad y en medio un delirio de persecución, Bullrich, presentó como “prueba” el enlace de una nota del Diario Jornada (un house organ que suele atacar a las comunidades mapuches); de esta manera la ministra intentó exponer justificativos, ya que el editorial hablaba de agresiones a la policía y el uso de armas de fuego.

Ivana Huenelaf, Jorge Buchile, Daniela González, Javier Huenchupán Ruiz y Gustavo Jaime fueron acusados sin pruebas fundamentadas por todo el aparato Estatal de persecución que implementan funcionarixs del gobierno de Mauricio Macri.

Cuando Ivana, JOrge, Daniela, Javier y Gustavo llegaron a la Pu Lof, aquella media mañana del 10 de enero, observaron el desastre generado por la Gendarmería y volvieron a movilizarse para ir en busca del ganado que la policía de Chubut, con la orden del juez Colabelli, les había “secuestrado” a los integrantes de la comunidad.

Se trasladaron en una camioneta Isuzu, conducida por Buchile. El camión que trasladaba los ani

males “secuestrados” no poseía identificación al igual que los policías Carlos Ariel Rawlands, Juan Gómez y Damián Suárez. Rawlands fue quien ejecutó una balacera de 9 mm contra la Isuzu que intempestivamente dio un giro desesperado en busca de refugio.

Cuando aún el aire no alcanzaba a tranquilizar la agitación de lo vivido vieron un patrullero. Creyeron encontrar alivio, pero no, al acercarse para pedir ayuda también comenzaron a dispararles.

“No sé qué hice, en ese momento pesaba 130 kilos, no sé cómo hice para meterme debajo del volante. Logré pasar por al lado esquivándolo a unos cuatro o cinco metros bien por la banquina, una vez que los paso escucho explotar los parabrisas por otro balazo. No puedo recordar cuántos balazos pero fueron varios”, narró Buchile en su indagatoria.

Pero después llegó la acusación de Bullrich, la estigmatización la cárcel, las torturas y el recorrido judicial. Un año y nueve meses después, Ivana, Jorge, Daniela, Javier y Gustavo fueron absueltos. Hoy, durante la lectura del fallo quedó más que clara la mecánica de cómo fraguaron una causa judicial.

“Lo que el juez sentenció y demostró sirvió para enterrar al fiscal Oro. El primer día del juicio fue terrible, había mucha gente de Benetton, estaba el mayordomo Graña, de McDonald el administrador y otros empleados. Al segundo día ya empezaban a darse cuenta de que nosotros decíamos la verdad y se notaban las propias contradicciones de los policías, lo que ellos narraban nada tenía que ver con las actas que utilizaron para acusarnos. Este es un gran precedente para el pueblo mapuche”, indicó Ivana Huenelaf en declaraciones al colega Sebastián Premici para el medio Cadena Sur.

La antesala de la desaparición forzada seguida de muerte de Maldonado quedó a la vista, el relato inventado no pudo ser sostenido, y llegará el día en que Santiago tendrá justicia.

Fuente: http://www.noticias-nu.com.ar/noticia.php?noti_id=1833&fbclid=IwAR16WkenaJd95UbNGEWm_d8pETRGDaDqw662RvvU1eZAeA1VouN5OWw3eRg

Deja un comentario