Y un día los sin voz hablaron y la luz dejó ver a los invisibles

Compartir:

ADRIÁN BERARDI *

Y un día los sin voz hablaro y la luz dejó ver a los invisibles

En el artículo 75, apartado 17, de nuestra Constitución Nacional, se establece la obligatoriedad de «reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos». El problema es si, más allá del simple reconocimiento que se hace a los pueblos originararios del territorio nacional, este artículo se cumple, y en caso de que así sea cómo se cumple.

En un reportaje publicado en el diario Página 12 el 7 de noviembre pasado, el Dr Eugenio Zafaroni, ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, admitía que:
«los pueblos originarios sufrieron un genocidio»1. Para muchos este acontecimiento pasó realmente inadvertido, como una entrevista más; pero lo cierto es que allí, Zafaroni le dio voz a los silenciados, salida a la luz a los ocultados…bien vale observar la importancia que tiene que un Juez de su envergadura reafirme no sólo la existencia de las comunidades indígenas, sino también reconozca su ocultamiento, su negación como un otro diferente.

Podemos pensar que en la Argentina hay un interculturalismo definido, según Mignolo, como un proceso que «da cuenta de dos cosmologías diferentes: la occidental y la indígena»2, pero estas dos cosmovisiones no son respetadas de la misma forma, hay una idea de jerarquización en la que la cultura occidental es superior, la única reconocida donde, en palabras de Grosfoguel, «los criollos blancos tomaron el poder y mantuvieron a los no europeos en posiciones de subordinación»3.

Esto parece estar puesto en relieve, mostrando un hilo que nos permitiría destejer este pulóver cargado de colonialismo que tenemos puesto, en el momento en que Zafaroni reconoce que las comunidades originarias sufren discriminaciones, al mismo tiempo que afirma que su invisibilización es la consecuencia de una negación de su existencia, cuando dice: «Los pueblos indígenas reclaman derechos que no les dan y no se los dan porque no existe»4.

Vaya importancia, y qué mejor reconocimiento político el de Zafaroni que colaborar con el des-cubrir la otra cara oculta y silenciada, el mundo periférico colonial, la imagen de las víctimas de la modernidad… las comunidades originarias, y afirmar tal cual lo hizo que sigue habiendo genocidio de comunidades originarias pero: «Ya no es más con armas, el genocidio actual de los pueblos indígenas se produce invisibilizando, omitiendo, dejando que se mueran, es un genocidio por omisión»5.

Las pronunciaciones hechas en esta entrevista no hacen más que reafirmar, tal cual me lo hiciera saber el Marcelo Valko6, que algo está cambiando… o por lo menos que otras voces se suman al reclamo de igualdad de los derechos para las comunidades indígenas.
En este sentido es importante recordar que en la Argentina, las comunidades aborígenes fueron ubicadas fuera de lo que sería el Estado Nación enfrentándolas con las otras comunidades no aborígenes.
Pero parece que este es el momento de demostrar que superamos esa naturalización de las distintas culturas por medio de la idea de razas, que estamos dispuestos a revertir la «construcción de este imaginario colonial eurocéntrico – clasificatorio de la gente»7, impuesto vía colonización, hoy no somos unos cuantos locos los que reclamamos los derechos de los pueblos originarios, los que queremos hacernos eco de su voz.

Su reconocimiento sale explícito de un representante de un poder político de la democracia argentina y deja entrever una línea de luz para que de una vez por todas se reconozca a los pueblos indígenas como lo que son, los padres de estas tierras, los que aún intentan cuidarla, los que no piensan en hectáreas sino en madre tierra, pero con los hechos y no en palabras; ahora la práctica de quienes gobiernan este país tiene que consolidar estos dichos en acciones concretas….

* Miembro del consejo de redacción de tesis 11, Estudiante de sociología de la UBA
1 Página 12, 7 de noviembre de 2008
2 Mignolo Walter (2007) «La idea de América Latina: La herida colonial y la opción descolonial»
(España; Editorial Gedisa)
3 Grosfoguel, Ramón (S/F) «Descolonizando los paradigmas de la economía-política: trasmodernidad, pensamiento fronterizo y colonialidad global» (University of California- Berkeley)

4 Página 12, 7 de noviembre de 2008
5 ídem
6 Profesor Titular Cátedra «Imaginario étnico,
Memoria y Resistencia», UPMPM, Autor del libro «Los indios invisibles del Malón de Paz».
7 Lader Edgardo (1998) «Modernidad, colonialidad y posmodernidad» en Revista DOXXA, (Argentina) Vol. 1 N. 18

Deja un comentario