UN HURACAN TRANFORMADOR CRUZA VENEZUELA

Compartir:

Dossier sobre «Los Caminos en América Latina», artículo 1 de 3

Roberto Papadópulos*

   Dentro del proceso de cambios abiertos en América latina, los producidos en la Venezuela de Chávez, son sin lugar a duda los más significativos. Estos se expresan tanto en la transformación política, cuyo rasgo esencial es la cada vez mayor participación y dirección por parte de las masas populares bajo la forma de democracia participativa, como en el dominio de las palancas principales de las riquezas y una cada vez mejor distribución equitativa de la riqueza.

                   LA REFORMA CONSTITUCIONAL

   El proyecto de reforma, de 33 artículos de los 350, a la Carta Magna de 1999 presentado por el Presidente Hugo Chávez  al Parlamento y aprobado en primera discusión, propone la “profundización de la democracia participativa y protagonista”. La discusión de la reforma constituye en si, un acto de democracia participativa. Esta tendrá dos discusiones en el Parlamento. La primera en general, la segunda articulo por artículo. Luego será discutida en 24 sesiones de parlamentarios de calle  y posteriormente será sometida a un referendo. Ejemplo de los cambios es el otorgamiento de rango constitucional al Poder Popular representado en “consejos comunales de obreros, estudiantes y campesinos y a las Misiones Sociales. El artículo 141 establece que las Misiones son las “administraciones públicas. Las estructuras organizativas destinadas a servir de instrumentos a los poderes públicos, para el ejercicio de sus funciones y para la prestación de los servicios”.
   Otra modificación importante planteada en el artículo 16, constituye lo que el presidente Chávez llama “la nueva geometría del poder”. El territorio nacional se conformara a los fines políticos territoriales en; un Distrito Federal, donde tendrá su sede el gobierno Nacional, por los estados, las regiones marítimas, los territorios federales, los municipios federales y los distritos insulares. Los estados se organizaran en municipios y la unidad política será la ciudad. Entendida esta como “asentamiento poblacional dentro del municipio integrado por áreas o extensiones geográficas denominadas comunas”.
   En el área económica; al referirse a los empresarios nacionales, el Presidente planteo que el proyecto de reforma “reconoce y garantiza” la propiedad privada, aunque planteo la necesidad de trabajar por una “economía socialista que supere la explotación a los trabajadores. Propuso reducir la jornada laboral de 8 a 6 horas y garantizar a los trabajadores independientes “jubilación, pensiones, vacaciones, prenatal y postnatal y otros beneficios que establezcan las leyes”.
   El Proyecto también plantea aumentar a siete años el mandato presidencial y permitir la reelección inmediata al cargo.
   Si bien es cierto, esta puede ser una modificación polémica, el enemigo,  esconde que los grandes cambios a la constitución, van en la dirección de una democracia participativa y una mayor ingerencia del pueblo en la dirección de los asuntos del estado y solo hace hincapié en el hecho de la reelección del presidente. 
                           
                          LOS CAMBIOS POLITICOS SOCIALES
  
   Los hechos que muestra, como balance, el proceso de la revolución bolivariana son significativos. Junto con la modificación de la constitución, base, sobre la cual se funda una nueva nación con absoluto respeto de la democracia y todas las libertades. Se le devolvió a cinco millones de marginados, entre ellos a las comunidades de pueblos originarios, la condición de ciudadanos. Se recupero la empresa pública Petróleo de Venezuela S.A. (PVDSA). Y se consagro la renta petrolera a tener una efectiva independencia frente a los organismos internacionales y dedicarla a fomentar programas sociales. Se desprivatizo y se devolvió al servicio publico la mayor empresa de telecomunicaciones  y la empresa de electricidad de Caracas.
   Más de tres millones de hectáreas de tierra fueron repartidas entre los campesinos. Se alfabetizo a millones de niños y adultos. Se instalaron dispensarios médicos en barrios populares. Los productos básicos para la alimentación se ofrecen a los sectores más cadenciados a precios inferiores al 42% respecto del mercado. Se produjo un aumento de los salarios a 204 euros mensuales.
   Estas medidas dieron como resultado que el nivel de la pobreza bajara entre 1999 y 2005 del 42,8% al 33,9. Mientras que la población que vive de la economía informal disminuyera del 53% al 40%., lo que hace  sostener con fuerza el crecimiento, que en los últimos tres años fue de un 12%, estimulado en un aumento del consumo del 18%.
   Estos resultados hacen que la revolución bolivariana sea mirada con mucha esperanza por los pueblos de América latina y con un odio creciente por los dueños del mundo y sus agentes.  

* Roberto Papadópulos: Periodista, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11

Deja un comentario