Trabajo, producción y equidad para volver a ser Nación.

Compartir:

EDUARDO BUZZI *

SÍNTESIS DE LA PROPUESTA POLÍTICA DE FEDERACIÓN AGRARIA
ARGENTINA, APROBADA EN SU 91° CONGRESO ANUAL

«Construir poder para cambiar el modelo. Por eso
hay que fortalecer las alianzas sociales»

Ante esta globalización del dinero, de la tecnología y

de las inversiones a gran escala, que ya no respetan

ni a los estados nacionales, hoy la respuesta gremial

no debe ser solamente nacional sino también regional.

Es que este fenómeno coloca a los dirigentes y a

las organizaciones en otra dimensión que es muy

amplia y compleja.

Cada uno de los movimientos agrarios en sus

países tienen que construir poder y generar alternativas

para que esto no ocurra y concertar una estrategia

regional para cambiar el modelo.

Hay que cambiar el modelo. Hace falta reconstruir

el país y volver a ser Nación. Nuestra propuesta

constituye un profundo cambio de perspectiva

y no es solamente sectorial sino que es integral,

basada en el trabajo, la producción y la equidad.

Hay muchas líneas de acción por encarar:

Multiplicar las cooperativas agropecuarias, de

créditos, de trabajo y de consumo.

Hacer las obras de infraestructura en el interior

y ampliar la frontera agropecuaria.

Agregar valor a la producción primaria.

Formar cuencas productivas: agro e industrias

juntas.

Repoblar y desarrollar el interior.

Orientar los recursos a la investigación, a la educación.

Democratizar el acceso, uso y tenencia de la tierra.

Implementar políticas diferenciadas para evitar

el avance de la agricultura.

Hay que reactivar la producción frutihortícola,

lechera, porcina, algodonera, vitivinícola y

yerbatera, que son las que tienen alto impacto

en el tejido social del interior.

Impulsar una política tributaria y financiera para

el desarrollo productivo y no contra el desarrollo.

Estimular la inversión y los recursos hacia la

creación de cadenas productivas en el interior

para producir cada vez más bienes y servicios

diferenciados y con valor agregado para la

creación de puestos de trabajos.

Tener salarios dignos para estimular la demanda

interna y el consumo.

Construir poder para cambiar el modelo. Por

eso hay que fortalecer las alianzas sociales. El

gran desafío es construir poder, consenso. Los

diagnósticos, a esta altura sobran por abundantes.

Luchar contra la impunidad: deben responder

ante la justicia no sólo los autores materiales

del genocidio en nuestro país, sino, también,

los mandantes, instigadores y beneficiarios directos.

Enfrentar la globalización desde el regionalismo.

Por eso hay que seguir fortaleciendo el

MERCOSUR y rechazar el ALCA.

Desarrollo nacional desde la producción

Recuperar el rol del Estado:

que sea capaz de liderar y conducir el desarrollo económico

con sentido social y equitativo.

Se propone un Estado

Industrialización de la producción primaria

industrializar los millones de toneladas de producción

primaria para generar empleo, (el campo sólo

ocupa 600.000 puestos de trabajo).

Política financiera:

Defensa irrestricta de la

banca pública, a través de la cual el Estado oriente la

inversión hacia el desarrollo nacional y estimule los

procesos productivos en el interior. Dentro de esta

banca pública, el Banco de la Nación tiene 10 millones

de hectáreas hipotecadas y dado que los organismos

financieros internacionales proponen

privatizarlo, es necesario tener en cuenta el peligro

que esto acarrea para los productores endeudados

con la entidad.

Política tributaria:

un sistema tributario progresivo, personalizado

y simple

del impuesto a la renta mínima presunta para

el segmento de contribuyentes agropecuarios con

menos de una unidad económica. Establecer un tratamiento

diferencial entre ganancias reinvertidas y

distribuidas. Eliminar en forma gradual las retenciones.

Eliminar la superposición tributaria

Como principio proponemos. Reducir el IVA. Impulsar la progresiva eliminación

Endeudamiento externo:

discutir cuánto es lo que se pagó a los organismos

internacionales y cuánto es lo que no hay que pagar

simplemente porque no corresponde. Negociar como

bloque regional.

Hay que empezar a

Endeudamiento agropecuario:

el recálculo de deudas de origen, frenar los remates

y las intimaciones, refinanciación según la capacidad

productiva del productor y mediante un fideicomiso

de reparación del patrimonio agrario.

Proponemos

Política tecnológica nacional

ampliar y optimizar los recursos para la investigación

y la extensión de las tecnologías para el desarrollo de

la producción nacional a los pequeños y medianos

productores. Articular los programas de las distintas

agencias y organismos de ciencia y tecnología, INTA,

INTI, CONICET, Universidades, etc.

: Es conveniente

Política de infraestructura y transportes:

Habrá que coordinar y promover nuevas obras de infraestructura

en todo el país que permitan aumentar

la producción y avanzar en la cadena de valor. Fortalecer

la insuficiente estructura de almacenaje y acondicionamiento

de granos en el interior del país. Impulsar

un programa integral de electrificación rural.

Políticas hídricas:

nacional y/o los gobiernos provinciales y municipales,

definan de manera urgente una política hídrica tendiente

a solucionar el flagelo de las inundaciones.

Se requiere que el Estado

Política de sanidad nacional:

la Sagpya disponga una política de sanidad preventiva

a través de políticas de desarrollo controlado e integrado

de plagas y malezas. Este objetivo se debe

concretar mediante la convergencia de la investigación

pública (INTA, SENASA, Universidades) y privada

(ONG) y la extensión de la investigación que permita

transmitir técnicas, conocimientos y capacitación a

las distintas instituciones de la producción y a los

productores.

Es preciso que

Ministerio de Agricultura de la Nación:

jerarquizar la Secretaría de Agricultura de

la Nación (SAGPyA) llevándola al rango de Ministerio

Nacional con todas las facultades y presupuesto

acorde a un país agricultor.

Mayor participación presupuestaria en los niveles

nacional, provincial y municipal para el desarrollo

agropecuario, con participación vinculante de

las organizaciones de productores.

Proponemos

Inserción regional y mundial

Fortalecimiento del MERCOSUR:

económica, aduanera, la libre circulación de

personas, la integración social, política y cultural.

Afianzar la integración

Propuesta política de FAA Trabajo, producción y equidad para volver a ser Nación

Rechazar desde el bloque regional la protección

arancelaria y los subsidios al agro por parte de

EEUU y la UE. Denunciar las distorsiones que provoca

en el comercio internacional.

Promover una mesa agropecuaria entre entidades

gremiales del MERCOSUR, para acordar políticas

regionales bajo estrategias comunes a los productores

pertenecientes a esta unión.

NO al ALCA:

de Argentina a la Asociación de Libre Comercio

de las Américas (ALCA). Esta no impulsa la integración

económica social ni permite el libre tránsito

de las personas. Es una propuesta que sólo favorece

a EEUU y Canadá que con su clara supremacía industrial

y tecnológica quieren controlar la producción y

el comercio de la región.

Terminante rechazo a la incorporación

Desarrollo sustentable del pequeño

y mediano productor

Políticas regulatorias:

de contralor y comercialización agropecuarios

similares a la Junta Nacional de Granos y de Carnes,

con el objetivo de compensar fluctuaciones de precios,

equilibrar las relaciones de poder en cada cadena

productiva tendiendo a evitar la concentración en

las mismas, brindar transparencia y un horizonte previsible

al productor, acompañar la aplicación de políticas

agropecuarias e impulsar la apertura de mercados

externos y el consumo interno de nuevos productos.

Hay que reinstalar organismos

Políticas segmentadas y diferenciadas:

debe contemplar la situación particular del pequeño

productor, promover el asociativismo y la radicación

de familias en el interior del país.

El Estado

Economías regionales

Políticas específicas:

que posibiliten el desarrollo integral de las regiones

que, sin dejar de atender los temas sociales,

prioricen la evolución de los sectores productivos.

Es imprescindible: Impulsar políticas

Mesa Coordinadora Nacional

Crear una mesa coordinadora nacional de economías

regionales en el ámbito de la SAGPyA.

: Se propone:

Fideicomisos

financieras, como el fideicomiso, para solución

del endeudamiento y el acceso al crédito. Preservar

estas herramientas del impacto de eventuales aumentos

de los servicios públicos que son fundamentales

para la producción de la región.

: Se propicia: Utilizar herramientas

Democratización de la propiedad,

uso y tenencia de la tierra

Reforma Agraria:

integral con sentido nacional. La tierra para nosotros

es un bien social, capaz de generar riqueza para

quien la trabaja y para el conjunto de la sociedad. La

tierra tiene una hipoteca social permanente por el

cual no es un derecho absoluto de propiedad.

Debe crearse un banco inmobiliario rural de datos,

implementar el impuesto a la tierra libre de mejoras.

Las propuestas de Federación Agraria están

contenidas en el Plan Arraigo y su debate en el próximo

Congreso Nacional y Latinoamericano sobre Uso

y Tenencia de la Tierra.

Se propone una reforma agraria

Ley contra la extranjerización de las tierras:

Impulsar con fuerza el proyecto de ley sobre restricciones

y límites a la adquisición de dominio de

inmuebles rurales, presentado por la FAA en agosto

de 2002 en la Cámara de Diputados de la Nación y

acompañado por más de 60.000 firmas en marzo del

2003 cuando se volvió a presentar.

Nueva regulación jurídica para los arrendamientos:

Impulsar una urgente regulación de los

arrendamientos con el objetivo de frenar la anarquía

que está produciendo el mismo, inducida por capitales

no agropecuarios –no extranjeros, pero sí urbanos–

que ante la falta de seguridad del sistema bancario

recalan en fondos de inversión a todo el país

para desplazar al productor tradicional.

Ley de colonización:

avanzando en estrategias para el diseño de iniciativas

parlamentarias tendientes a detener el proceso

de concentración de tierras y estimular la recuperación

de los más de cien mil productores desaparecidos

en los últimos años, proponemos trabajar en

el país sobre una ley de colonización que cree un Instituto

de Colonización que intervenga y regule la

compra y venta de tierras y asegure la democratización

y el acceso a la misma.

Con el objetivo de seguir

Titularización de tierras

de los ocupantes de tierras que se da en

las mayorías de las provincias del país.

: Normalización y regularización

La economía social

Desarrollo cooperativo:

cooperativas de insumos agropecuarios, ferias del

productor al consumidor y cooperativas de créditos.

Es fundamental desarrollar

Derogar la Ley de Entidades Financieras

21.526:

eliminar las normas de la Ley de Entidades Financieras

que impiden la creación de cajas de ahorro y

préstamos cooperativos. La nueva ley deberá reconocer

el carácter de servicio público de la actividad financiera

y motor esencial del desarrollo económico.

Esta ley viene de la dictadura. Proponemos

Fideicomisos productivos:

de siembra entre cooperativas y entidades

intermedias.

Generación de fideicomisos

Educación Cooperativa:

cultura cooperativa mediante una campaña nacional

de formación cooperativa, especialmente la del cooperativismo

productivo, en todos los ámbitos posibles

para potenciar una nueva cultura cooperativa,

de origen nacional y democrático.

* Presidente de la Federación Agraria Argentina

 

inversión hacia el desarrollo nacional y estimule los

procesos productivos en el interior. Dentro de esta

banca pública, el Banco de la Nación tiene 10 millones

de hectáreas hipotecadas y dado que los organismos

financieros internacionales proponen

privatizarlo, es necesario tener en cuenta el peligro

que esto acarrea para los productores endeudados

con la entidad.

Política tributaria:

un sistema tributario progresivo, personalizado

y simple

del impuesto a la renta mínima presunta para

el segmento de contribuyentes agropecuarios con

menos de una unidad económica. Establecer un tratamiento

diferencial entre ganancias reinvertidas y

distribuidas. Eliminar en forma gradual las retenciones.

Eliminar la superposición tributaria

Como principio proponemos. Reducir el IVA. Impulsar la progresiva eliminación

Endeudamiento externo:

discutir cuánto es lo que se pagó a los organismos

internacionales y cuánto es lo que no hay que pagar

simplemente porque no corresponde. Negociar como

bloque regional.

Hay que empezar a

Endeudamiento agropecuario:

el recálculo de deudas de origen, frenar los remates

y las intimaciones, refinanciación según la capacidad

productiva del productor y mediante un fideicomiso

de reparación del patrimonio agrario.

Proponemos

Política tecnológica nacional

ampliar y optimizar los recursos para la investigación

y la extensión de las tecnologías para el desarrollo de

la producción nacional a los pequeños y medianos

productores. Articular los programas de las distintas

agencias y organismos de ciencia y tecnología, INTA,

INTI, CONICET, Universidades, etc.

: Es conveniente

Política de infraestructura y transportes:

Habrá que coordinar y promover nuevas obras de infraestructura

en todo el país que permitan aumentar

la producción y avanzar en la cadena de valor. Fortalecer

la insuficiente estructura de almacenaje y acondicionamiento

de granos en el interior del país. Impulsar

un programa integral de electrificación rural.

Políticas hídricas:

nacional y/o los gobiernos provinciales y municipales,

definan de manera urgente una política hídrica tendiente

a solucionar el flagelo de las inundaciones.

Se requiere que el Estado

Política de sanidad nacional:

la Sagpya disponga una política de sanidad preventiva

a través de políticas de desarrollo controlado e integrado

de plagas y malezas. Este objetivo se debe

concretar mediante la convergencia de la investigación

pública (INTA, SENASA, Universidades) y privada

(ONG) y la extensión de la investigación que permita

transmitir técnicas, conocimientos y capacitación a

las distintas instituciones de la producción y a los

productores.

Es preciso que

Ministerio de Agricultura de la Nación:

jerarquizar la Secretaría de Agricultura de

la Nación (SAGPyA) llevándola al rango de Ministerio

Nacional con todas las facultades y presupuesto

acorde a un país agricultor.

Mayor participación presupuestaria en los niveles

nacional, provincial y municipal para el desarrollo

agropecuario, con participación vinculante de

las organizaciones de productores.

Proponemos

Inserción regional y mundial

Fortalecimiento del MERCOSUR:

económica, aduanera, la libre circulación de

personas, la integración social, política y cultural.

Afianzar la integración

Propuesta política de FAA Trabajo, producción y equidad para volver a ser Nación

Rechazar desde el bloque regional la protección

arancelaria y los subsidios al agro por parte de

EEUU y la UE. Denunciar las distorsiones que provoca

en el comercio internacional.

Promover una mesa agropecuaria entre entidades

gremiales del MERCOSUR, para acordar políticas

regionales bajo estrategias comunes a los productores

pertenecientes a esta unión.

NO al ALCA:

de Argentina a la Asociación de Libre Comercio

de las Américas (ALCA). Esta no impulsa la integración

económica social ni permite el libre tránsito

de las personas. Es una propuesta que sólo favorece

a EEUU y Canadá que con su clara supremacía industrial

y tecnológica quieren controlar la producción y

el comercio de la región.

Terminante rechazo a la incorporación

Desarrollo sustentable del pequeño

y mediano productor

Políticas regulatorias:

de contralor y comercialización agropecuarios

similares a la Junta Nacional de Granos y de Carnes,

con el objetivo de compensar fluctuaciones de precios,

equilibrar las relaciones de poder en cada cadena

productiva tendiendo a evitar la concentración en

las mismas, brindar transparencia y un horizonte previsible

al productor, acompañar la aplicación de políticas

agropecuarias e impulsar la apertura de mercados

externos y el consumo interno de nuevos productos.

Hay que reinstalar organismos

Políticas segmentadas y diferenciadas:

debe contemplar la situación particular del pequeño

productor, promover el asociativismo y la radicación

de familias en el interior del país.

El Estado

Economías regionales

Políticas específicas:

que posibiliten el desarrollo integral de las regiones

que, sin dejar de atender los temas sociales,

prioricen la evolución de los sectores productivos.

Es imprescindible: Impulsar políticas

Mesa Coordinadora Nacional

Crear una mesa coordinadora nacional de economías

regionales en el ámbito de la SAGPyA.

: Se propone:

Fideicomisos

financieras, como el fideicomiso, para solución

del endeudamiento y el acceso al crédito. Preservar

estas herramientas del impacto de eventuales aumentos

de los servicios públicos que son fundamentales

para la producción de la región.

: Se propicia: Utilizar herramientas

Democratización de la propiedad,

uso y tenencia de la tierra

Reforma Agraria:

integral con sentido nacional. La tierra para nosotros

es un bien social, capaz de generar riqueza para

quien la trabaja y para el conjunto de la sociedad. La

tierra tiene una hipoteca social permanente por el

cual no es un derecho absoluto de propiedad.

Debe crearse un banco inmobiliario rural de datos,

implementar el impuesto a la tierra libre de mejoras.

Las propuestas de Federación Agraria están

contenidas en el Plan Arraigo y su debate en el próximo

Congreso Nacional y Latinoamericano sobre Uso

y Tenencia de la Tierra.

Se propone una reforma agraria

Ley contra la extranjerización de las tierras:

Impulsar con fuerza el proyecto de ley sobre restricciones

y límites a la adquisición de dominio de

inmuebles rurales, presentado por la FAA en agosto

de 2002 en la Cámara de Diputados de la Nación y

acompañado por más de 60.000 firmas en marzo del

2003 cuando se volvió a presentar.

Nueva regulación jurídica para los arrendamientos:

Impulsar una urgente regulación de los

arrendamientos con el objetivo de frenar la anarquía

que está produciendo el mismo, inducida por capitales

no agropecuarios –no extranjeros, pero sí urbanos–

que ante la falta de seguridad del sistema bancario

recalan en fondos de inversión a todo el país

para desplazar al productor tradicional.

Ley de colonización:

avanzando en estrategias para el diseño de iniciativas

parlamentarias tendientes a detener el proceso

de concentración de tierras y estimular la recuperación

de los más de cien mil productores desaparecidos

en los últimos años, proponemos trabajar en

el país sobre una ley de colonización que cree un Instituto

de Colonización que intervenga y regule la

compra y venta de tierras y asegure la democratización

y el acceso a la misma.

Con el objetivo de seguir

Titularización de tierras

de los ocupantes de tierras que se da en

las mayorías de las provincias del país.

: Normalización y regularización

La economía social

Desarrollo cooperativo:

cooperativas de insumos agropecuarios, ferias del

productor al consumidor y cooperativas de créditos.

Es fundamental desarrollar

Derogar la Ley de Entidades Financieras

21.526:

eliminar las normas de la Ley de Entidades Financieras

que impiden la creación de cajas de ahorro y

préstamos cooperativos. La nueva ley deberá reconocer

el carácter de servicio público de la actividad financiera

y motor esencial del desarrollo económico.

Esta ley viene de la dictadura. Proponemos

Fideicomisos productivos:

de siembra entre cooperativas y entidades

intermedias.

Generación de fideicomisos

Educación Cooperativa:

cultura cooperativa mediante una campaña nacional

de formación cooperativa, especialmente la del cooperativismo

productivo, en todos los ámbitos posibles

para potenciar una nueva cultura cooperativa,

de origen nacional y democrático.

* Presidente de la Federación Agraria Argentina

inversión hacia el desarrollo nacional y estimule los

procesos productivos en el interior. Dentro de esta

banca pública, el Banco de la Nación tiene 10 millones

de hectáreas hipotecadas y dado que los organismos

financieros internacionales proponen

privatizarlo, es necesario tener en cuenta el peligro

que esto acarrea para los productores endeudados

con la entidad.

Política tributaria:

un sistema tributario progresivo, personalizado

y simple

del impuesto a la renta mínima presunta para

el segmento de contribuyentes agropecuarios con

menos de una unidad económica. Establecer un tratamiento

diferencial entre ganancias reinvertidas y

distribuidas. Eliminar en forma gradual las retenciones.

Eliminar la superposición tributaria

Como principio proponemos. Reducir el IVA. Impulsar la progresiva eliminación

Endeudamiento externo:

discutir cuánto es lo que se pagó a los organismos

internacionales y cuánto es lo que no hay que pagar

simplemente porque no corresponde. Negociar como

bloque regional.

Hay que empezar a

Endeudamiento agropecuario:

el recálculo de deudas de origen, frenar los remates

y las intimaciones, refinanciación según la capacidad

productiva del productor y mediante un fideicomiso

de reparación del patrimonio agrario.

Proponemos

Política tecnológica nacional

ampliar y optimizar los recursos para la investigación

y la extensión de las tecnologías para el desarrollo de

la producción nacional a los pequeños y medianos

productores. Articular los programas de las distintas

agencias y organismos de ciencia y tecnología, INTA,

INTI, CONICET, Universidades, etc.

: Es conveniente

Política de infraestructura y transportes:

Habrá que coordinar y promover nuevas obras de infraestructura

en todo el país que permitan aumentar

la producción y avanzar en la cadena de valor. Fortalecer

la insuficiente estructura de almacenaje y acondicionamiento

de granos en el interior del país. Impulsar

un programa integral de electrificación rural.

Políticas hídricas:

nacional y/o los gobiernos provinciales y municipales,

definan de manera urgente una política hídrica tendiente

a solucionar el flagelo de las inundaciones.

Se requiere que el Estado

Política de sanidad nacional:

la Sagpya disponga una política de sanidad preventiva

a través de políticas de desarrollo controlado e integrado

de plagas y malezas. Este objetivo se debe

concretar mediante la convergencia de la investigación

pública (INTA, SENASA, Universidades) y privada

(ONG) y la extensión de la investigación que permita

transmitir técnicas, conocimientos y capacitación a

las distintas instituciones de la producción y a los

productores.

Es preciso que

Ministerio de Agricultura de la Nación:

jerarquizar la Secretaría de Agricultura de

la Nación (SAGPyA) llevándola al rango de Ministerio

Nacional con todas las facultades y presupuesto

acorde a un país agricultor.

Mayor participación presupuestaria en los niveles

nacional, provincial y municipal para el desarrollo

agropecuario, con participación vinculante de

las organizaciones de productores.

Proponemos

Inserción regional y mundial

Fortalecimiento del MERCOSUR:

económica, aduanera, la libre circulación de

personas, la integración social, política y cultural.

Afianzar la integración

Propuesta política de FAA Trabajo, producción y equidad para volver a ser Nación

Rechazar desde el bloque regional la protección

arancelaria y los subsidios al agro por parte de

EEUU y la UE. Denunciar las distorsiones que provoca

en el comercio internacional.

Promover una mesa agropecuaria entre entidades

gremiales del MERCOSUR, para acordar políticas

regionales bajo estrategias comunes a los productores

pertenecientes a esta unión.

NO al ALCA:

de Argentina a la Asociación de Libre Comercio

de las Américas (ALCA). Esta no impulsa la integración

económica social ni permite el libre tránsito

de las personas. Es una propuesta que sólo favorece

a EEUU y Canadá que con su clara supremacía industrial

y tecnológica quieren controlar la producción y

el comercio de la región.

Terminante rechazo a la incorporación

Desarrollo sustentable del pequeño

y mediano productor

Políticas regulatorias:

de contralor y comercialización agropecuarios

similares a la Junta Nacional de Granos y de Carnes,

con el objetivo de compensar fluctuaciones de precios,

equilibrar las relaciones de poder en cada cadena

productiva tendiendo a evitar la concentración en

las mismas, brindar transparencia y un horizonte previsible

al productor, acompañar la aplicación de políticas

agropecuarias e impulsar la apertura de mercados

externos y el consumo interno de nuevos productos.

Hay que reinstalar organismos

Políticas segmentadas y diferenciadas:

debe contemplar la situación particular del pequeño

productor, promover el asociativismo y la radicación

de familias en el interior del país.

El Estado

Economías regionales

Políticas específicas:

que posibiliten el desarrollo integral de las regiones

que, sin dejar de atender los temas sociales,

prioricen la evolución de los sectores productivos.

Es imprescindible: Impulsar políticas

Mesa Coordinadora Nacional

Crear una mesa coordinadora nacional de economías

regionales en el ámbito de la SAGPyA.

: Se propone:

Fideicomisos

financieras, como el fideicomiso, para solución

del endeudamiento y el acceso al crédito. Preservar

estas herramientas del impacto de eventuales aumentos

de los servicios públicos que son fundamentales

para la producción de la región.

: Se propicia: Utilizar herramientas

Democratización de la propiedad,

uso y tenencia de la tierra

Reforma Agraria:

integral con sentido nacional. La tierra para nosotros

es un bien social, capaz de generar riqueza para

quien la trabaja y para el conjunto de la sociedad. La

tierra tiene una hipoteca social permanente por el

cual no es un derecho absoluto de propiedad.

Debe crearse un banco inmobiliario rural de datos,

implementar el impuesto a la tierra libre de mejoras.

Las propuestas de Federación Agraria están

contenidas en el Plan Arraigo y su debate en el próximo

Congreso Nacional y Latinoamericano sobre Uso

y Tenencia de la Tierra.

Se propone una reforma agraria

Ley contra la extranjerización de las tierras:

Impulsar con fuerza el proyecto de ley sobre restricciones

y límites a la adquisición de dominio de

inmuebles rurales, presentado por la FAA en agosto

de 2002 en la Cámara de Diputados de la Nación y

acompañado por más de 60.000 firmas en marzo del

2003 cuando se volvió a presentar.

Nueva regulación jurídica para los arrendamientos:

Impulsar una urgente regulación de los

arrendamientos con el objetivo de frenar la anarquía

que está produciendo el mismo, inducida por capitales

no agropecuarios –no extranjeros, pero sí urbanos–

que ante la falta de seguridad del sistema bancario

recalan en fondos de inversión a todo el país

para desplazar al productor tradicional.

Ley de colonización:

avanzando en estrategias para el diseño de iniciativas

parlamentarias tendientes a detener el proceso

de concentración de tierras y estimular la recuperación

de los más de cien mil productores desaparecidos

en los últimos años, proponemos trabajar en

el país sobre una ley de colonización que cree un Instituto

de Colonización que intervenga y regule la

compra y venta de tierras y asegure la democratización

y el acceso a la misma.

Con el objetivo de seguir

Titularización de tierras

de los ocupantes de tierras que se da en

las mayorías de las provincias del país.

: Normalización y regularización

La economía social

Desarrollo cooperativo:

cooperativas de insumos agropecuarios, ferias del

productor al consumidor y cooperativas de créditos.

Es fundamental desarrollar

Derogar la Ley de Entidades Financieras

21.526:

eliminar las normas de la Ley de Entidades Financieras

que impiden la creación de cajas de ahorro y

préstamos cooperativos. La nueva ley deberá reconocer

el carácter de servicio público de la actividad financiera

y motor esencial del desarrollo económico.

Esta ley viene de la dictadura. Proponemos

Fideicomisos productivos:

de siembra entre cooperativas y entidades

intermedias.

Generación de fideicomisos

Educación Cooperativa:

cultura cooperativa mediante una campaña nacional

de formación cooperativa, especialmente la del cooperativismo

productivo, en todos los ámbitos posibles

para potenciar una nueva cultura cooperativa,

de origen nacional y democrático.

* Presidente de la Federación Agraria Argentina

Deja un comentario