Sobre el VI Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios en La Habana.

Compartir:

Francisco Berdichevsky Linares*

Del 2-2-05 al 5-2-05, asistí a dicho Taller,  que organiza GALFISA (Grupo “América Latina: Filosofía Social y Axiología”), del Instituto de Filosofía de La Habana, junto con otras instituciones convocantes locales e internacionales, entre ellas Tesis 11.


El Taller comenzó con una “Corte Mundial de Mujeres”:“El sur frente a la globalización neoliberal”. Se presentaron 20 testimonios internacionales desde variadas disciplinas, con  luchas específicas contra formas habituales, ocultas o descarnadas y gravísimas de discriminación de la mujer. Contó también con un “Tribunal Simbólico”.  Provocó emoción la ponencia de la Secretaria de AMMAR, que agrupa a las trabajadoras sexuales de Argentina. Se destacó el trabajo de  las mujeres en la reproducción de la vida, en la articulación de lo doméstico y lo macrosocial, con ejemplos discriminación variables según países y culturas. Quedó claro que dentro de los macropoderes opresores generales- ante todo el del modelo capitalista globalizado actual y otros poderes arcaicos-, existen  subpoderes opresores, como el que oprime a las mujeres. Opiné que a veces, los lenguajes, y tonos aparecían más bien como lucha contra el género masculino, y no contra las rígidas estructuras de discriminación prejuiciosa contra la mujer. Las contradicciones entre hombres y mujeres no son objetiva y fatalmente antagónicas -aunque en los hechos pueden tornarse tales si suceden agresiones mentales y corporales hasta poner en riesgo la vida-. Propuse  construir más movimientos de lucha comunes de hombres y mujeres contra el macropoder opresor mundial de ambos sexos, que incluyan la batalla contra toda discriminación  hacia la mujer.  
Algunos ejemplos de participantes en la Corte Mundial de Mujeres: S.  Montenegro (Nicaragua), sobre la “Dimensión del género” en el movimiento emancipatorio, W.B. Durán (Venezuela), líder barrial, sobre la comunicación alternativa en los barrios. R. Adlkarim  (Argelia), Miembro del Comité Internacional del Foro Social, sobre aspectos filosóficos de estos temas, etc. 
Otro panel fue dedicado al “Discurso Dominante: Violencia y Falacias del Universalismo Neoliberal. La diversidad y las identidades en la resistencia al Pensamiento Único”. Intervinieron C.  Kumar (India), M.I. Grein (Brasil), M. Ortega (Nicaragua), W. Diercksen (Costa Rica), A.Guevara (Cuba) y el que escribe.  Me referí al tema “Medios y dominación cultural”. Los disertantes mostraron modos de violencia concreta y simbólica contra los intereses de los pueblos, como la universalización cosmopolita como pensamiento único impuesto, que niega la diversidad de países, culturas, creencias y sectores y/o las manipula para dividir a los pueblos.  Se destacaron diversidades como la situación femenina, los aborígenes, las culturas y creencias propias de la identidad de diferentes pueblos, países y regiones. Se planteó no reducir la lucha por un  nuevo poder a la “tradicional” lucha de clases encabezada por los trabajadores: ella debe integrarse con los restantes sectores  de la vida social. Se crítico la influencia eurocéntrica, sin duda existente. Creo que se confundieron a veces de manera global los aportes valiosos de ese origen, sean culturales o políticos- siempre que sean traducidos nacionalmente-, con invasiones nefastas como el nazifascismo, el racismo, el colonialismo, etc. Sin olvidar que una parte del movimiento popular avanzado de América Latina sostuvo un internacionalismo mal entendido que ignoró el peso de factores específicos continentales y nacionales, sectoriales y culturales. En estos tiempos, subrayé, lo fundamental es la lucha contra la cosmopolitización desnacionalizante destructora del grupo de poder imperialista de los EE.UU., y en general del G7-8, como penetración estandarizante e impersonalizante, invasora imperial en lo económico-político, militar, territorial, cultural, psicolingüístico, psicosocial y personal. .
En cuanto a los macromedios, cité como ejemplo algunas  falacias de los mismos,  integrantes del poder opresor en escala mundial y local, pero sin críticas sectarias a todo periodista. Toqué el recurso a las “Imágenes Cero”, según I. Ramonet, cuando los lenguajes verbales, visuales o sonoros, silencian la realidad. En su forma absoluta la información es suprimida directamente, como sucede aquí con textos completos de las convocatorias para la construcción de un espacio sociopolítico y cultural alternativo, e incluso de discursos fundamentales de Kirchner. O indirectamente, la información ocupa un lugar desjerarquizado y/o distorsionado, mediante  pequeñas notas de algo fundamental en páginas muy interiores o en casi segundos por tevé, que luego se “olvidan” al  perder continuidad hasta convertirse en imágenes cero. O la inversión de la cadena de jerarquizaciones causa-efecto, cuando el último eslabón aparece como el primero, con imágenes en color y grandes letras en las primeras planas o en muchos informativos de tevé. Así sucede con la difusión de delitos: se  silencian en ese momento   las causas primordiales derivadas de la inseguridad social y de la cadena de corrupciones y delitos propios de la esencia del macropoder local y mundial. y de su modelo, incluyendo la herencia presente del Terrorismo de Estado de la dictadura fascista de 1976-83.  Los datos con infinidad de causas y culpas parciales , ante hechos como secuestros, asesinatos y tragedias como en los casos Blumberg, o Cromañón, ocultan en el momento inmediato, el trasfondo  causal esencial: el siniestro modelo destructivo y deshumanizado que penetra en todas las esferas de la vida social: la económico-social, política, ético-cultural -ante todo la corrupción-, y  la psicosocial en general. A veces aparecen las causas de fondo, pero alejadas del momento inmediato, como disociación témporo-espacial entre causa y efecto. Al mismo tiempo, es fundamental   aprovechar todo espacio posible en tales medios y  avanzar en la utilización actual y creación futura de medios alternativos.
Otro panel versó sobre “La política como afirmación de la vida “Ética y política, la transversalidad de lo político”. La política avanzada se entendió como transformación humanista de la vida   personal y social. A. Sánchez Vázquez (México) habló de la necesaria integración entre política y moral. J. Cockroft (EUA),  criticó  la monstruosa distorsión ética del grupo de poder de Bush. F. Martínez Heredia ( Cuba), centró más en el rechazo general al capitalismo que hacia el modelo actual del mismo como  enemigo principal.  I.Rauber, una intelectual residente en Cuba de origen  argentino, sostuvo que la Tesis 11 no es  practicista, porque reclama un pensamiento transformador. Informé de nuestra coincidencia, que fundamenta el origen y la existencia de nuestra Sociedad Civil Tesis 11, de su revista y de sus tareas. Otro panel, con trabajo en grupos, integrado por V. de Gennaro, R. Abdelkarim (Argelia),  C. Bohorquez (Venezuela), N. Faria Brasil) y S. Montenegro (Nicaragua), se refirió al tema de “Diversidad y articulación”, y “La pluralidad de resistencias y luchas. Pistas para propuestas de articulación”. . De Gennaro mostró el papel que jugó en nuestro país la recuperación de la dignidad como clases trabajadoras ocupadas o no y su papel no sólo gremial, sino su proyección sociopolítica. Resaltó las luchas  de la CTA, que incluyen  la integración y articulación de lo diverso, entre trabajadores ocupados o no, sectores populares intermedios, minorías étnicas, movimientos por los derechos femeninos y humanos en general, donde las clases trabajadoras actúan  como fuerza fundamental y a la vez impulsora de una movimiento más vasto que supone articular la diversidad.
Sobre el tema de la articulación de lo diverso frente el enemigo común, opiné acerca de las dificultades propias de las estructuras arraigadas en la subjetividad social, donde lo espontáneo valioso se conjuga con tendencias a la exclusión sectaria recíproca, al hegemonismo a priori, a la desconfianza ante toda política, a la cupla contradictoria autoritarismo-tendencia delegataria, al individualismo, etc-, que el enemigo aprovecha  para  introducir sus distorsiones. Ello favorece  la división de lo que debiera articularse como coalición plural de voluntades contra el enemigo principal, donde la búsqueda de coincidencias necesita predominar sobre las diferencias, contradicciones, discrepancias y anhelos hegemónicos, en pos de una   real democracia participativa con protagonismo popular. Ante la falta de articulación entre lo proclamado y la conducta concreta, entre la moral proclamada y la realmente operante, algunas  críticas y autocríticas asumían un tono casi de acusaciones y  autoacusaciones, en lugar de la crítica comprensiva  modificadora de esas estructuras subjetivo-culturales. Fueron muy interesantes las intervenciones del Ministro de Cultura cubano Abel Prieto, y del Embajador de Venezuela. Corresponde difundir ampliamente entre nosotros los relatos y debates del VI Taller Internacional de GALFISA.
   

*Francisco Berdichevsky Linares, médico psicoterapeuta, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11.

Deja un comentario