Sobre Constituyentes y Constituciones.

Compartir:

Rubén Fanesi*

La Constituyente Social y su vinculación con la necesaria construcción de un Movimiento Político, Social y Cultural superador del bipartidismo.

Los días 20, 21 y 22 de noviembre, en el camping Butaco de la ciudad de Neuquén, se desarrollo un nuevo encuentro nacional de la constituyente social que impulsa el sector liderado por Víctor De Gennaro de la CTA.
El Sábado 21 mas de 3000 militantes políticos y sociales distribuidos en 27 carpas debatieron durante siete horas, divididos en cuatro comisiones con los siguientes ejes de debate: Asambleas distritales y nacionales, Estrategia institucional, Pensamiento Emancipatorio y proyecto popular y Campañas publicas.
Entre las conclusiones mas significativas podríamos destacar la decisión de constituir asambleas fundacionales de un movimiento Político, Social y Cultural superador del bipartidismo, en todo el territorio nacional que convoquen en su inicio al menos el uno por ciento del padrón de cada distrito donde se realicen y el reconocimiento de las organizaciones representativas de los pueblos originarios con su propuesta de constituir un estado plurinacional.
El acto de cierre se realizo el Domingo 22 en el estadio Ruca Che y el principal orador fue De Gennaro, quien llamo a constituir una fuerza capaz de disputar el poder en 2011.
Hasta aquí un somero relato del desarrollo del encuentro de Neuquén, pero un análisis político mas pormenorizado nos lleva a algunas conclusiones.

En primer lugar debemos reconocer que la CTA es la organización política, sindical y social que por su presencia en todas las provincias y en la mayoría de las localidades, es la única capaz de aglutinar a un universo de organizaciones, asociaciones y agrupaciones gremiales, sociales, ecologistas, de jubilados, de empresas recuperadas y representantes de los pueblos originarios.Es decir la constituyente es un espacio de construcción del campo popular, no cabe duda. Pero este sector de la Central, lleva adelante una política de enfrentamiento con el proyecto nacional y popular que expresa el gobierno de Cristina Fernández, que aun con grandes contradicciones, sigue profundizando el camino iniciado en 2003, que posibilito la recuperación de una sociedad, que después de 27 años de neoliberalismo estaba al borde de la desintegración.
No es la constitución de un movimiento que aun se avizora como progresista o de centro izquierda y que todavía no concita una adhesión masiva, lo que podemos proponer como propuesta superadora para reemplazar a este gobierno.
No va a ser así, hoy la disputa se da con la derecha reaccionaria, en sus versiones liberal o conservadora que quiere volver al modelo neoliberal agroexportador de los noventa, hecho que traería aparejada una situación de revanchismo social que nos desbastaría como nación.

Por Rubén Fanesi*

*Rubén Fanesi, referente de la Agrupación Envar El Kadri

Deja un comentario