Respuesta Manuel Anzina (Org. Barrial Tupac Amaru)

Compartir:

CUESTIONARIO DE TESIS 11

Respuesta de MANUEL ALZINA.

(Secretario General Adjunto CTA Capital. Mesa Nacional de la Organización Barrial Tupac Amaru)

1. ¿Qué caracterización hacen del resultado electoral del 28/06/09 y de la actual situación socioeconómica y política? – La crisis sistémica del capitalismo repercute fundamentalmente en los EEUU y los países desarrollados de Europa. Tal crisis tiene sus coletazos en Latinoamérica y la Argentina no es la excepción. El neoliberalismo y sus recetas dejaron huella en nuestro país y en su configuración socioeconómica. La implosión del modelo en el 2001 dejo al descubierto la falacia del desarrollo por medio de recetas de ajuste y ausencia del Estado.

Desde el 2003 hasta el 28 de junio de 2009, con contradicciones, avances y retrocesos el gobierno elegido por la voluntad popular a recuperado ciertos resortes de autonomía económica y política que permitieron la reconstrucción del tejido económico y social, así como también ha sido importante su rol en la integración y fortalecimiento del bloque regional. Con triunfos importantes en materia de derechos humanos y reformas institucionales de peso (Corte Suprema).

Con la recuperación del rol del Estado como interventor y regulador de las fuerzas económicas y sociales en pugna con ejemplos importantes como la estatización de los fondos provisionales, la recuperación de Correo Argentino, Aerolíneas Argentinas, la batalla perdida con la 125 y el triunfo logrado sobre el complejo agromedioático con la Ley de medios Audiovisuales se ha avanzado en beneficio de los intereses del país y del pueblo. Dichos avances no han tenido su correlato en la construcción de la herramienta política que fortalezca esos cambios y por sobre todas las cosas sea el sostén hacia un avance decido en la profundización de medidas redistributivas mas profundas.

El resultado electoral es producto de cierto coletazo de la crisis mundial en nuestro país mas la imposibilidad de construir una vigorosa fuerza política, social y cultural que consolide los cambios y avance aun más en beneficio de los trabajadores y el pueblo. La derrota no solo se explica por haberse recostado Kirchner en el PJ, semejante simplismo solo explica el oportunismo y la impotencia de algunos compañeros al no tener cargos en el Estado. En este punto sostenemos que la responsabilidad no es solo del Gobierno sino también del campo popular que no ha sabido, podido y en ciertos casos querido ocupar de manera unitaria y estratégica los espacios que la etapa abrió para la construcción de poder popular.

2. Ante el avance en general de la derecha y en particular en lo electoral, hay una ofensiva de los sectores más concentrados de la economía para que la crisis la paguen los sectores populares. ¿Cómo considera esa organización enfrentar esta situación? ¿Cuáles serían las conquistas para el campo popular que habría que defender y cuales habría que intentar conseguir en la presente disputa por la distribución de la riqueza? (Por ejemplo: seguro de empleo y formación; instrumentos legales para la defensa del empleo y el salario; asignación universal por hijo; planes de viviendas y obra pública para sectores populares con participación sistemática de cooperativas sociales; reforma impositiva; nueva ley de medios audiovisuales para democratizar la concesión de frecuencias y espacios; otros).

– El neoliberalismo fue sepultado en Mar del Plata pero la restauración conservadora intenta por todos los medios volver con sus recetas ya fracasadas. Tienen por lo menos un problema: si bien infligieron una dura derrota electoral al gobierno en la Provincia de Buenos Aires no han podido articular una fuerza unificada que pueda hacer retroceder y domesticar al campo popular. Por lo tanto intentan ir por las conquistas o pilares del gobierno uno por uno. Desde hace un tiempo vienen intentando por todos los medios que los avances en derechos humanos y la no represión de la protesta social sean derrumbados. Intentan por todos los medios destruir no solo esos dos pilares del gobierno sino dos conquistas que han costado mucha lucha a nuestro pueblo.

La desaparición de López y la provocación constante para que se den situaciones de violencia y conflicto social (el conflicto de Kraft es un claro ejemplo) aprovechando las contradicciones de este Gobierno son llamados de atención que debemos analizar rigurosamente ya que no debemos ser funcionales a la estrategia de restauración conservadora. Ser cautos no significa renunciar a los avances logrados. Debemos seguir bregando por la profundización del modelo, distribuyendo aun más la riqueza. No como consigna vacía que suele ser retórica y hasta funcional a otros intereses sino como producto de la acumulación de poder popular en los lugares de trabajo, en los barrios, escuelas y universidades.

Debemos defender todas las conquistas antes puntualizadas así como intentar avanzar en donde podamos. El triunfo de la Ley de Medios Audiovisuales es importante como ejemplo de la posibilidad de avance del campo popular. Debemos preparar la unidad popular para avanzar en ese camino pero también para defender esa conquista y otras luego de diciembre. 3. ¿Cómo ven en su organización las posibilidades de unidad amplia de las organizaciones y sectores populares en esta disputa económicosocial y política? (organizaciones sindicales, sociales, culturales, estudiantiles, políticas, etc.)

¿Con que metodologías habría que intentarlo? ¿Podría constituir la base para una vasta confluencia política plural del campo popular? – Para nosotros es importante la unidad del campo popular. La unidad para la disputa es importantísima para no dejar que avance la restauración conservadora. Ahora para nosotros es importante analizar que paso desde el 2001 hasta la actualidad con la unidad del campo popular. Muchos interrogantes se abren cuando intentamos dilucidar por que no fuimos capaces de articular una herramienta política, social y cultural que sea capaz de transformar la realidad y por ende cambiar la situación de millones de compatriotas.

Creemos que de nada sirve solo hurgar en las limitaciones del Gobierno para profundizar el modelo para encontrar respuestas sino en hacerse cargo de la responsabilidad que tenemos nosotros como organizaciones sociales, políticas, de trabajadores, culturales en que esa unidad exista. Así como no hemos sido capaces de ocupar los espacios que este gobierno abrió para construir poder popular debemos analizar que paso con las novedosas herramientas como el FRENAPO y el Movimiento Político Social y Cultural, herramientas que han producido esperanzas de unidad popular en cientos de miles de nosotros y que fueron gestadas por nuestra CTA pero abrazadas por todos.

Debemos a nuestro juicio comprender que lo nuevo no es garantía de avance del campo popular ni de unidad, lo es la construcción de una herramienta distinta, creativa y diferente. Participativa y arraigada en el pueblo y no en vanguardias partidarias minoritarias. Sino analizamos nuestras debilidades volveremos a cometer los mismos errores. Nuestra humilde experiencia muestra que la unidad se construye en los barrios, en los lugares de trabajo poniendo objetivos conjuntos que pasen por alto los matices. La construcción de redes de organizaciones como lo hicimos novedosamente en Jujuy demuestra cotidianamente que es posible no solo construir poder popular como organización sino que es imprescindible construir poder popular unitariamente con aquellos que, mas allá de la retórica, quieran avanzar en conquistas concretas para nuestros compañeros.

Hay que tirar en el basurero de la historia a aquellas construcciones que se han mostrado como representantes de los movimientos sociales y no han mas que reproducido la lógica punteril del PJ al que tanto critican en la retórica. Debemos escuchar mas a las organizaciones de base, a las comunidades originarias, a los compañeros de los barrios que a lo largo y ancho de nuestro país dan ejemplo con sus cooperativas de trabajo, de vivienda, con su trabajo social, educativo, de salud, con la transformación cotidiana de la realidad superando a los campeones de la retórica de la realidad que tanto mal le han hecho al campo popular en estos años.

Creemos que de esa manera no solo podemos avanzar en la profundización de políticas distributivas sino también articular una poderosa resistencia al intento de restauración conservadora 4. ¿Qué caracterización hacen de la actual situación latinoamericana y en particular de la vinculación con ella de la situación de nuestro país? – La restauración conservadora tiene su cabecera de playa en Colombia. Desde allí el Imperio busca volver a tener iniciativa en Latinoamérica. Los intentos de golpe en Venezuela como los intentos desestabilizadores en Ecuador y Bolivia fueron botones de muestra del intento de ganar la iniciativa.

El golpe en Honduras es quizás el desafió mas importante que tienen los gobiernos y los pueblos de Latinoamérica de articular una respuesta unitaria. Los efectos de la crisis sobre nuestros países hacen necesaria no solo una respuesta unitaria firme ante el hermano pueblo hondureño sino la profundización de la predistribución de la riqueza gracias al impulso del campo popular en nuestro país. Debemos construir fuerza propia en el territorio y los demás planos por medio de las herramientas que el Estado nos ha brindado desde el 2003 y sino alcanzan ir por mas pero sin caer en las visiones que nunca han considerado al gobierno de Néstor y Cristina como gobiernos diferentes de sus antecesores neoliberales y que son funcionales en la práctica a la posibilidad de restitución de la derecha.

Si la derecha quiere avanzar debemos desterrar el derrotismo que le inculcan los medios no solo al pueblo sino a varios dirigentes y militantes populares. Debemos desenmascarar a los oportunistas que han saltado del barco ante la primeras dificultades y doblegar a aquellas visiones que solo se limitan a criticar y están al margen del real enfrentamiento a la derecha en Latinoamérica. Debemos por sobre todas las cosas seguir construyendo poder popular en nuestra Patria para no solo fortalecernos como pueblo sino fortalecer el Bloque Regional.

De nada sirve alabar a Chávez, Evo, Correa y Fidel Castro si se es funcional a crear condiciones para seguir debilitando al gobierno de Cristina.
El futuro de América Latina no es ajeno al futuro de nuestro país y nuestro gobierno constitucional. El futuro del pueblo hondureño esta estrechamente ligado al nuestro y a la inversa.

Deja un comentario