REPRESION A DOCENTES

Compartir:

DECLARACION DE TESIS 11

Otra vez la simbiosis de una política que genera y expande miseria y represión.

Esta vez los palos y los gases enfilaron contra docentes que luego de las multitudinarias marchas y movilizaciones de marzo y la falta de respuesta oficial, intentaban erigir en la plaza frente al Congreso  una escuela intinerante como ámbito de debate y difusión de su protesta por la negativa del gobierno a cumplir la ley que lo obliga a la convocatoria de la paritaria nacional docente y al financiamiento educativo

Más allá del propósito de desentenderse, de dejar librada la definición salarial a las posibilidades de cada provincia, contraviniendo el espíritu y la letra de la ley y un fallo judicial que lo obliga y le fija plazo, uno de los objetivos de máxima de esta negativa del macrismo  apunta contra la educación pública que desde la sanción la ley 1420 (año 1884), sirvió de base para  construir una política de Estado que apuntó a una educación común, laica, gratuita y obligatoria para todo el país, la del delantal blanco como signo emblemático de la  igualdad,  de una educación para todos, sin distinción de clases sociales.

Al negarse a convocar a la paritaria nacional, suspender la capacitación de los maestros y la provisión de infraestructura y elementos para la formación educativa de niños y adolescentes en todas las provincias,  el neoliberalismo en el gobierno, tan embelesado con las virtudes del libre mercado, pretende mercantilizar la educación y orientar la política educativa en favor del negocio de las corporaciones. Lo dio a entender el propio Presidente cuando, degradándola discursivamente, equiparó a una desgracia lo que les toca a los que tienen que “caer” en la escuela pública, haciéndose eco de la consigna neoliberal “la escuela pública está en decadencia”. Para eso habría dos sistemas educativos: uno residual, la escuela pública y otro para las élites dominantes

Macri mostró en concreto otra de las formas de consolidar la grieta  social, hecho que se  verá reforzado con el uso, en caso de que concrete su objetivo, de la educación como un instrumento para el sometimiento cultural, en el fundamento ideológico que subyace bajo toda materia objeto de estudio, tal como ya fue denunciado por miembros de la Internacional de Educación tras evaluar las experiencias mundiales de la educación en manos del gran capital.

El otro de los objetivos de máxima del macrismo es utilizar la controversia salarial con los maestros como testigo para el disciplinamiento de los trabajadores en las demás  paritarias y en especial, lo más grave, aspira a quebrar a la organización gremial como instrumento de defensa y promoción de los intereses de los trabajadores y extender el resultado de esta experiencia al gremialismo en su conjunto.

Por eso este ataque a la escuela pública, además de atentar contra los derechos de los docentes, es también  un daño inmediato y mediato a los estudiantes y al resto de los integrantes del campo popular. Es por eso impostergable el despliegue activo de solidaridad con la lucha de los maestros, los profesores y el personal no docente por parte de todas las organizaciones gremiales, sociales, políticas, culturales, de científicos e investigadores, de mujeres, de derechos humanos y de todo aquel que abrace con convicción el anhelo de vivir en una nación de más y mejor democracia.

CABA,  11 de abril de 2017

Deja un comentario