“PUEBLO TANGO”, UNA EXPERIENCIA DE TRABAJO EN COMUN.

Compartir:

Roberto Papadopulos*

 «…los triunfos de distintos gobiernos democráticos y populares, crearon un escenario nuevo, donde en especial la juventud y muchas organizaciones sociales pasaron a ocupar el centro del mismo.”  “Este clima contribuyó para que un grupo de milongueros (bailarines de tango) pusieran a rodar una iniciativa; constituir una organización democrática, amplia participativa, con el objetivo de arrimar mas y mas activistas a la lucha por la defensa del Proyecto Nacional y Popular que está en marcha. Así surgió lo que por la decisión colectiva hoy se llama PUEBLO TANGO”

 Tras el periodo caracterizado por el “que se vayan todos”, el desprestigio y el descreimiento de la política, sobrevino la dispersión. Muchos militantes abandonaron las diferentes organizaciones. Posteriormente a la asuncion de los gobiernos, primero de Néstor y luego de Cristina de Kirchner se recreo la vida política y social.
Los refrescantes aires de vida política que cubrieron nuestro país, en consonancia con
la nueva situación que se consolidó en nuestra América latina, tras los triunfos de distintos gobiernos democráticos y populares, crearon un escenario nuevo, donde en especial la juventud y muchas organizaciones sociales pasaron a ocupar el centro del mismo. Hecho que quedo demostrado en los actos de festejo del Bicentenario y durante los homenajes, tras el lamentable deceso de compañero Néstor Kichner.

   Este clima contribuyó para que un grupo de milongueros (bailarines de tango) pusieran a rodar una iniciativa; constituir una organización democrática, amplia
participativa, con el objetivo de arrimar mas y mas activistas a la lucha por la defensa
del Proyecto Nacional y Popular que está en marcha. Así surgió lo que por la decisión colectiva hoy se llama PUEBLO TANGO.

Desde las primeras reuniones la participación fue un hecho importante. Decenas
de compañeros se incorporaron y participaron activamente. Ponerle nombre a esta organización, darle una declaración de principio, fijar su misión y su metodología de
funcionamiento se convirtió en una ardua tarea y en una escuela para todos, en la cual primo finalmente el respeto a la enorme diversidad de enfoques.

   El primer y creo mas importante aspecto a destacar, es que se trata de un espacio donde convergen militantes de diferentes corrientes políticas y sociales. Fue interesante cuando en una de sus primeras y numerosas reuniones, la presentación de cada uno daba cuenta de los diferentes orígenes. Y demuestra que se puede trabajar en común cuando se ubica con claridad los objetivos comunes y cuando está claro el enemigo principal: en este caso los grupos concentrados de poder económico, los monopolios mediáticos y algunos sectores de la oposición política que solo les interesa el rédito electoral.
 
  Es por ello que en su declaración de presentación se dice:

 “Provenimos de diversos espacios políticos, algunos aún de la no militancia partidaria, pero con un claro compromiso social respecto a la defensa irrestricta de los derechos humanos, y con conciencia de los enemigos históricos del pueblo.
 
 Este espacio de diálogo y de organización reconoce como uno de los pilares centrales de su conformación la defensa de la institucionalidad del país ante los avances de una derecha destituyente y los intentos de volver a un modelo neoliberal.

No creemos en una “república sin justicia social” y apoyamos todas las medidas del gobierno que tiendan a consolidar una economía puesta al servicio del pueblo y del trabajo, una nación inclusiva y no excluyente de los más humildes, una defensa de la integración regional con los gobiernos democráticos de nuestros pueblos hermanos.

Invitamos a todos y todas los que amamos esta música y la bailamos “desde el alma” a sumarse, para consolidar y enriquecer un espacio de compromiso desde el arte, desde la política y desde nuestra propia vida. No nos asustan las diferencias ni los diferendos, porque el hilo conductor que nos reuniese se encuentra en nuestra propia historia”

   Con la experiencia en marcha, se comenzó a participar de las distintas actividades realizadas en la lucha por la defensa del Proyecto Nacional y Popular. Primero fue en la concentración convocada por “6-7-8” en el obelisco en apoyo a la Ley de Medios y Servicios Audiovisuales, posteriormente en la gigantesca marcha del 24 de marzo por la memoria. Mas tarde en la segunda marcha de apoyo la Ley de Medios; Después en los gigantescos festejos por el Bicentenario y en los homenajes populares al compañero Néstor Kirchner. En este camino de construcción, se realizaron tres milongas con importante participación y con el intercambio de ideas políticas en la difusión de los objetivos planteados. Carteles, volantes, remeras con la inscripción de Pueblo Tango, un cartel con el logo de la organización,  fue dando cuenta de la participación y del crecimiento de la acción concreta.
 
    También resulta interesante el proceso de vinculación con otras organizaciones sociales con quienes se comparte los objetivos esenciales. Se ha participado y explicitado el porque de la existencia de Pueblo Tango en las actividades que realiza la Agrupación Oesterheld, hace mas de 10 años, como así también en charlas y debates, como por ejemplo los de la Asociación Cultural y Biblioteca Popular Tesis 11, organización que facilita sus instalaciones para el funcionamiento y apoya las actividades de Pueblo Tango

     El trecho recorrido no ha sido fácil; arduas discusiones, controversias históricas y políticas se producen en cada activa y concurrida reunión. Hasta ahora, y es de esperar que este criterio continúe, ha primado la inteligencia de no perder de vista el objetivo principal de la creación de este nuevo espacio; aunar fuerzas en la lucha por defender el proyecto nacional y popular y contribuir a cerrarle el paso a la derecha ansiosa por restaurar su “proyecto neoliberal” en beneficio de los grandes grupos concentrados de poder y anular las importantes conquistas logradas.

*Roberto Papadopulos, periodista, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11, integrante y cofundador de Pueblo Tango.

3 Replies to ““PUEBLO TANGO”, UNA EXPERIENCIA DE TRABAJO EN COMUN.”

  1. Florencia del Valle dice:

    Me parecen perfectos los objetivos fijados. Desconocía la existrencia de Pueblo Tango y me enteré de la misma en el Centro Cultural Enrique Santos Discépolo, iré a la milonga del lunes para interiorizarme aún más y ponerme a su disposición para colaborar en aquello que les pueda ser útil

  2. Florencia del Valle dice:

    Perfectos lños objetivos fijados , desearía colaborar con Uds

  3. Ana Viotti dice:

    Por lo que creo haber entendido,cuando se habla de las diferencias,que existen,por supuesto, están hablando de las diferencias internas,dentro de un único proyecto no?

Deja un comentario