México: La lucha contra privatización de Petróleos Mexicanos

Compartir:

ALFREDO CAPORALETTI * La lucha contra la privatización de Petróleos Mexicanos: métodos
y formas.

No es casual que el presidente Felipe Calderón, delfín de su predecesor, Vicente Fox, haya sido su secretario
de Energía.

El intento de privatizar el 70 % de la empresa petrolera estatal Pemex, que fue y es el orgullo
del nacionalismo mexicano, creó una grave crisis institucional y una verdadera guerra dentro del Parlamento y entre partidos políticos, que no tenía antecedentes desde julio de 2006 cuando FC. ganó las elecciones por estrecho margen a su rival de centro izquierda Andrés Manuel López Obrador, quien
denunció fraude y se autodesignó presidente legítimo.

El gobierno envió al Congreso un proyecto de ley con el que se permitiría el ingreso de capital privado nacional y extranjero en Pemex, lo que pone en peligro una enorme fuente de ingresos para el sector
público.
Los puntos álgidos de la privatización están centrados en que la prioridad y la mayor parte de las ganancias de los nuevos pozos serían asignadas para socios privados, y aunque aun falte explorar el 75 % del territorio mexicano, este trabajo quedaría cedido a éstos. La media internacional indica que un tercio de las zonas exploradas se convierten en aptos para extraer el crudo, por eso las empresas inversoras no dudan en aceptar esta sociedad o privatización encubierta, ya que cuentan con la certeza de estar primeras en las ganancias por los nuevos pozos.

Otra discordancia es que dará al sector privado la refinación y transportes, que conforma uno de los segmentos más rentables de la industria. Para que esta medida no viole la Constitución, el Poder Legislativo debe modificar un artículo que legalice el ingreso del capital privado en del sector energético. Es un primer paso en la privatización de los hidrocarburos mexicanos, como ocurrió durante la década del 90 en Argentina, y podría haber una segunda fase de privatización total.
Pemex nació en 1938, luego de que el presidente Lázaro Cárdenas expulsara e indemnizara a las compañías extranjeras de los campos y de la actividad petrolera Mejico. El conflicto estalló un año antes cuando una huelga de trabajadores, que demandaban mejores condiciones laborales, paralizó la actividad petrolera privada y por ende gran parte de la actividad económica del país. Entonces, un Tribunal Federal falló a favor de los trabajadores, que no reconocieron las empresas extranjeras, provocando su nacionalización.

Pemex no sólo es un símbolo del poder del Estado , sino que aporta una gran cantidad de divisas por exportaciones, sobre todo a EEUU. Con el 68 % de las ganancias se financian gran parte del presupuesto
en educación, salud y creación de empleos Las consecuencias de la privatización de Pemex las podemos ver en el estado de YPF: aumento de precios internos, falta de inversiones, limitación de la explotación a pozos seguros, ausencia de exploraciones, despidos masivos de trabajadores, no cuidado del medio ambiente y sin control estatal en la exportación de gas y petróleo.

El mercado internacional, sobre todo el de EEUU, requiere del sostenimiento extractivo de hidrocarburos, por ello, para evitar una depresión en la producción, exige la privatización, que es lo más fácil para los compradores externos, pero el más costoso para la sociedad mexicana.
1 López Obrador al frente de la resistencia tiene escollos en parte del PRD 1 .Legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) integrado por los partidos PRD, PT y Convergencia, tomaron por separado las tribunas del Senado y de la Cámara de Diputados en demanda de un debate previo a la discusión en comisiones de la iniciativa de reforma energética del presidente F.Calderón. Fue un importante golpe publicitario.

2. Más importante que la toma de las tribunas en las Cámaras por los legisladores del FAP fue el acordonamiento de los edificios de los Senadores y de los Diputados por miles de mujeres que se turnaron
con hombres cada 8 horas.
3. En el PRD todos defiende Pemex. Pero hay un hecho grave para el movimiento, los integrantes de la corriente Nueva Izquierda (NI) (segunda fuerza del PRD) se niegan a asumir en esta batalla las estrategias de los lópez obradoristas; opinan que la toma de la tribuna y la acción de masas en las calles es una «provocación». Esta discordancia llevó a la confrontación entre dos posiciones en el PRD, ahora que se necesitan apertura y solidez para las luchas.

4. Más actores entran en el conflicto social. En Oaxaca, Michoacán y Chiapas, los maestros están movilizados con paros. El gobierno reprime y siguen los asesinatos de luchadores. En la zona zapatista de
Chiapas el ejército y los paramilitares no han dejado de reprimir a los indígenas que simpatizan con el EZLN. Hay un proceso acelerado de reprivatización de las tierras para beneficio de antiguos y nuevos terratenientes. El descontento crece por el desempleo y el hambre. Se crean las condiciones para un gran movimiento; sin embargo la población no sabe qué hacer ni existen las organizaciones necesarias que ayuden a organizarse y luchar.

5. Los medios privados; Televisa, TV Azteca, Radio Fórmula, etc, actuan como policías dedicadando decenas de horas para lanzar toda su basura contra el FAP. Con su agresividad pretenden someter a todos los partidos y políticos a sus intereses.
Por eso gobiernos como el de Hugo Chávez y otros deben ser aplaudidos por tratar de crear o fortalecer el sector público en los medios. El PRD y sus aliados tienen mucha responsabilidad en el movimiento, lo iniciaron y reciben aplausos. Fortalecerlos es una obligación.2 La unidad movilizadora del PRD debe ampliarse a toda la izquierda social. Superada la crisis interna el Consejo Nacional del PRD, con Nueva Izquierda (NI) y Unidad de Izquierda (UI), aprobó por unanimidad dar un giro a la lucha en defensa del petróleo y ponerse al frente del
movimiento popular. Al declarar que sin partido no se articula la movilización popular, los perredistas saldaron sus profundas diferencias y resolvieron impulsar la consulta popular nacional que defina el futuro de la industria petrolera y la soberanía energética.

Plantearon iniciar una campaña nacional por la soberanía y la seguridad alimentarias, la defensa de la economía popular y el rescate del campo mexicano; apoyar a las organizaciones campesinas con objeto de priorizar la producción nacional de los artículos básicos y estratégicos: maíz, caña de azúcar, frijol, trigo, arroz, sorgo, café, huevo, leche, carne de bovinos, porcinos, aves y pescado.
La fuerza del PRD-sóla- no es suficiente para grandes batallas pero sirve para elecciones, negociar y avanzar
en cargos de gobierno. Pero para obligar al poder a la distribución equitativa de la riqueza o resistir al imperio , para frenar todo tipo de privatizaciones y para acabar con la represión, se requiere unir fuerzas
con los obreros electricistas, petroleros, mineros; así como con campesinos, profesores de la CNTE, la
APPO, zapatistas, etc.

La lucha actual petrolera debe prolongar la unidad para evitar la reforma de la ley
del trabajo, así como toda una serie de «cambios o reformas estructurales» que la derecha introducirá.
Direcciones de sindicatos burocratizados y el Gobierno, tratan de ofrecer un frente sindical, incluido los
petroleros, para frenar la lucha por la defensa de Pémex. Son los sindicatos «charros» herederos de lo
peor de PRI. En tanto la izquierda, después de muchas décadas, aún no ha logrado un poderoso organismo
de masas ni la fuerza sindical suficiente.

Parte de los luchadores se preguntan: ¿Para qué luchar si siempre nos reprimen y asesinan? ¿Cómo van a crecer los movimientos sin posibilidad de triunfar? Por eso es importante que el PRD haya superado las pugnas internas, que ahora el PRD y el lópez obradorismo pudieran enfrentar juntos la privatización del petróleo, la carestía, estar con los campesinos y demás problemas del pueblo. La lucha contra la privatización es una magnífica coyuntura para que la población se movilice contra la clase dominante.
3
*Alfredo Caporaletti: Miembro del Consejo Editorial
de la Asociación Civil-Cultural Tesis 11

Notas

1 «Los peligros de la privatización de Petróleos Mejicanos. Maximiliano Sbarbi Osuna
www.prmundial.com.ar (artículo completo).
2 «López Obrador ha iniciado la resistencia, si la deja a mitad todos lo condenarán»,
Pedro Echeverría Rebelión 11-04-2008
www.rebelión.org

3 «La unidad movilizadota del PRD debe extenderse a toda la izquierda social. Pedro Echeverría»
Argenpress 02-06-2008. Ver completo por Langer
O_CLIMATICO.

Deja un comentario