La Situación actual de Israel

Compartir:

JOSÉ ALBERTO ITZIGSOHN*

La situación actual en Israel

El autor intenta en su artículo examinar la situación de la región.
Desde ese punto de partida analiza las posibilidades y dificultades para lograr un armisticio e iniciar negociaciones que permitan arribar a una solución estable.

Como es del dominio público, la situación política en Israel, tanto en su aspecto interno como en su relación con los palestinos, con los países árabes vecinos y con Irán, es muy compleja y no puedo pretender abarcarla en su conjunto. Me limitaré a considerar cuales son los desenlaces posibles de esta situación, hasta donde podemos verlos hoy y cual es la posibilidad real frente a obstáculos no menos reales, de alcanzar una paz entre los israelíes y los palestinos.

Trataré de describir la situación actual de la manera mas objetiva a mi alcance. En este momento, en el territorio situado entre el rio Jordán y el mar Mediterráneo, territorio conocido a nivel internacional como Palestina y a nivel tradicional judío como Eretz Israel (Tierra de Israel), no confundir con el Estado de Israel que ocupa la mayor parte de ese territorio, pero no todo, está poblado por dos pueblos: El pueblo judío y el pueblo árabe palestino, más algunas minorías numéricamente menos importantes. La población total del Estado de Israel hoy es, en cifras redondas, de 7.400.000, sobre una superficie de 22.070 kilómetros cuadrados, una extensión similar a la de la provincia de Tucumán, en la Argentina.

De esa población, 5.500.000, un 75% son judíos y 1.500.000, 20%, son árabes. El 5% restante corresponde a las minorías a las cuales he aludido antes. El resto de la Palestina histórica, o Eretz Israel, está dividida en dos áreas, la Margen Occidental del Jordán, la mas extensa y mas poblada, gobernada, parcialmente, por la Autoridad Palestina y el movimiento Fatah y la otra, Gaza, gobernada por el movimiento Hamas, mas pequeña y menos poblada, pero con una densidad de población por kilómetro cuadrado que es una de las mas alta del planeta. En conjunto suman 3.8000.000.

A ellos hay que sumarles los refugiados palestinos, personas que fueron desplazadas a consecuencia de la guerra de 1948 y sus descendientes, una cifra que es estimada por distintas fuentes entre cuatro y cinco millones, lo cual da una población Palestina total estimada entre ocho y diez millones La forma concreta de vida de esas poblaciones es muy diferente. Los judíos israelíes, con grandes diferencias internas, viven en un nivel comparable al de los países desarrollados. Los árabes ciudadanos de Israel, viven en un nivel económico menor, pero superior al de otros grupos de palestinos. El nivel de vida en la Margen Occidental es inferior y el nivel de vida en Gaza es muy malo.

La suerte de los palestinos que viven en otros países varía. En algunos países árabes como Jordania han sido incorporados como ciudadanos, en otros, como en el Líbano, no son considerados ciudadanos y muchos viven en campamentos de refugiados. Fuera del mundo árabe, en diversos países, llevan la vida normal de los inmigrantes. Esta es por cierto una descripción muy escueta, para dar un panorama general de la situación. Los israelíes gozan de un nivel económico mejor, pero viven bajo la sombra de la amenaza permanente de otra guerra y del terror contra civiles, no solo en relación con los palestinos, sino también con países no árabes, como Irán.

En cuanto a los palestinos que viven en la zonas ocupadas por Israel, no han logrado aun independencia política y su nivel de vida es bajo, lo cual adquiere proporciones catastróficas en la zona de Gaza, que formalmente no es un territorio ocupado, pero ha sufrido y sufre la consecuencia de guerras y bloqueos por parte de Israel y de una dirección política fundamentalista, el Hamas En conjunto la situación es muy difícil y puede degenerar en escenarios muy dramáticos, como una reanulación de la guerra, que pueden tener alcance internacional. Estimo que esta descripción, muy incompleta, basta para dar una idea de la urgencia en hallar vías para la solución del conflicto. He hablado de soluciones, pero puede haber también desenlaces no deseados que no constituyen una solución.

Uno de esos desenlaces podría ser un intento de destruir militarmente al Estado de Israel, una vez que Irán obtuviera la bomba atómica y neutralizara así el poder atómico que se supone está en manos de Israel y obligara a la mayoría de los judíos a regresar a sus países de origen, incluso a los nacidos en Israel de primera o segunda generación, que son un 70% del total. Ese es el desenlace propuesto por factores heterogéneos y en ocasiones , enfrentados entre si, pero que coinciden en ese aspecto, como Irán, movimientos fundamentalistas islámicos como Hizballah en el Líbano, el Jihad Islámico y algunos componentes del Hamas, en Gaza y otros movimientos en diversos países musulmanes, como los Hermanos Musulmanes de Egipto y Al Qaida.

Estos movimientos consideran que todo el territorio de Palestina es sagrado¨¨wakaf¨¨ desde el punto de vista religioso, por haber formado parte en algún momento de un territorio gobernado por el Islam y que no es negociable y que además, la presencia en la región de los judíos, occidentales o occidentalizados, es un factor perturbador para el universo de valores islámicos que quieren construir. Otro desenlace, de sentido inverso, y no menos catastrófico, seria el forzar a los árabes a abandonar Israel y la Palestina ocupada, lo cual a un objetivo deseable para movimientos fundamentalistas y ultranacionalistas judíos, que consideran que toda Palestina les ha sido concedida por Dios y que por lo tanto, tampoco es negociable.

Otro escenario profundamente negativo, seria la continuación, sine die, de la ocupación israelí en Cisjordania y del bloqueo de Gaza, lo cual, desde el punto de vista israelí seria seguir viviendo, como hasta ahora, sobre las bayonetas o el arma equivalente de estos días, con consecuencias profundamente negativas para la población árabe y también para los ocupantes israelíes, pues la ocupación provoca una deformación de su propia sociedad, en todos sus aspectos Las soluciones, no catastróficas propuestas por diversos países y tendencias son variopintas, algunas factibles y otras utópicas. Entre las factibles, la que goza de mayor apoyo a nivel internacional y también a nivel de la población judía de Israel, es la creación de dos estados nacionales independientes, Palestina e Israel, que en principio pudieran coexistir en paz y desarrollar, mas no fuera en forma paulatina, relaciones de todo tipo: Económicas, culturales, etc.

La formación de esos dos estados ( Israel ya existe y está fuertemente consolidado y la Autoridad Palestina, con capital en Ramala, ya tiene un gobierno, un parlamento y muchas instituciones , incluidas fuerzas de seguridad, universidades y medios de difusión) permitiría a los judíos israelíes vivir en paz con sus vecinos, tener un reconocimiento internacional mas amplio que el actual y por ende, mayor flexibilidad política y dedicar mas energías al desarrollo cultural, económico y científico y a los palestinos, les permitiría poder reasumir el proceso de consolidación nacional , como ha ocurrido con otros pueblos árabes vecinos y que en su caso, fue interrumpido por el conflicto con los israelíes. No debemos llamarnos a engaño.

Esta perspectiva de solución enfrenta obstáculos formidables. Requiere en primer lugar dos cosas, una cesar los actos de hostilidad de ambas partes y segunda, detener el desarrollo de la colonización israelí en los territorios ocupados. Enviar un mensaje inequívoco,¨hasta aquí llegamos, pero no avanzamos mas allá, sin negociaciones ¨¨, para la derecha israelí, lo mejor que pudiera pasar es que esa solución nos se logre y todo quede reducido a negociaciones sine die, con lo cual manifiesta una ceguera política notable.. Si el plan de los dos estados nacionales no resulta, lo más probable es que se desemboque en otro intento de solución, sobre la base de un estado binacional, con una minoría árabe viviendo en el seno de la población judía y tal vez, una minoría judía viviendo en el seno de la población árabe.

Otro intento de solución podría ser un estado de todos sus habitantes, sin diferencias de nacionalidad, lo cual en principio puede sonar como muy democrático, pero contradice la necesidad de ambos pueblos, el israelí y el palestino, de autoafirmarse y sentirse más seguros de su propia identidad. Tanto el estado binacional, como el estado de todos sus habitantes, podrían ser soluciones a ser pensadas para el futuro, pero en este momento son utópicas. Los judíos israelíes se resisten a ser transformados en una minoría, lo que ocurriría rápidamente en un estado binacional, por el mayor crecimiento demográfico árabe, y los palestinos se resisten a ser considerados como un anexo de la estructura económica de los israelíes.

Personalmente apoyo a los grupos pacifistas israelíes que proponen la coexistencia de dos estados nacionales, aunque cada uno pueda albergar minorías importantes de la otra nacionalidad, cuyos derechos culturales y cívicos deben ser respetados, Los obstáculos, como he señalado en otro lugar, son formidables. La restricción de construcción israelí en los territorios palestinos, en la formula expresada por Obama en la última reunión tripartita (palestina, israelí, norteamericana) en Washington, o su cese total, condición exigida por la Unión Europea, Rusia, varios países árabes y los palestinos, para adelantar la negociación, tropieza en Israel con resistencias muy intensas de base ideológica y religiosa.

Aceptar una moratoria en la construcción significa, de hecho, aceptar que esos son territorios en disputa que deben ser negociados y además, choca con poderosos intereses económicos vinculados a la construcción en los asentamientos. Es difícil pensar que el actual gobierno israelí, formado por una coalición en la que predominan elementos ultraortodoxos y de derecha, pueda superar esa oposición, si es que lo intenta, pero existe una mayoría en Israel que desea la paz y un gobierno que se oponga a ese deseo y entre en choque con los factores de apoyo a Israel en la arena internacional, no podrá sobrevivir mucho tiempo, tendrá que llamar a nuevas elecciones o modificar su coalición, incorporando al partido Kadima, centrista y descartando a los miembros ultrareligiosos y ultranacionalistas de la misma.

Claro está, los palestinos también tendrán que hacer lo suyo, en oposición a sus grupos fundamentalistas. En este sentido, la última convención del Fatah, en Belén, ha emitido declaraciones alentadoras con respecto a una moratoria en la lucha armada y la aceptación del principio de los dos estados, todo esto envuelto en una retórica muy difícil de aceptar para los israelíes, pero no cabe esperar milagros. El enfrentamiento entre ambos pueblos es de larga data y ha dejado huellas que crean un recelo profundo acerca de cuales son las verdaderas intenciones del otro.

En relación al último encuentro en Washington, hay quienes señalan como elemento positivo el tono de urgencia expresado por Obama cuando volvió a plantear que la paz en Medio Oriente no es LA TRIBU MEDIOS / COMUNICACIÓN / CULTURA TERAPIA INTENSIVA «Después de la misa y antes de los ravioles» Domingos de 10 a 13 horas FM 88.7 Un programa para todos menos para uno solo una necesidad israelí y palestina, sino una necesidad de la humanidad toda y , remarcó, una necesidad de los Estados Unidos, lo cual equivale a decir, esto va muy en serio a quienes se muestran, por el contrario, muy escépticos por la falta , al menos expresa, de términos operativos y de limites de tiempo en la negociación.

La declaración del presidente Obama en la Naciones Unidas en la cual afirmó que los Estados Unidos no reconocen la legitimidad de la empresa colonizadora israelí en la Margen Occidental, parece reforzar la primera interpretación. Jerusalén. Septiembre del 2009

* Psicoterapeuta, ex director de la carrera de psicología de la UBA. Reside en Jerusalén, Israel, desde hace décadas.

12 Replies to “La Situación actual de Israel”

  1. Eleazar Ullon dice:

    Soy seguidor del problema israel – palestina y me parece que para el tiempo en que vivimos no hay otra alternativa sino la coexistencia de dos naciones; una hebrea y otra palestina. ambos pueblos se merecen, tienen derecho a un paìs mutuamente reconocido.
    Fuerza Israel, fuerza palestina, demuestren madurez, al final son hermanos!!!!

  2. milena ramirez dice:

    israel y palestina son pueblos que vivieron y vieron la gloria de DIOS.adelante dios es el mismo de ayer de hoty y de siempre

  3. pues me parece q pues solo dice sobre los judios y todo eso pero no habla normalmente de israel

  4. Sigamos orando por la paz en Israel. Que pueda reinar la paz en toda esa region entre Palestinos y Judios.

  5. José Núñez dice:

    Lo que está ocurriendo en Israel no es nada sencillo, es el cumplimiento de las profecías, lamentablemente y con mucha preocupación para el resto del planeta, que tenemos simpatía por uno u otro país, lo mejor que podemos hacer es contribuir para que haya acuerdos bilaterales y tratados de paz, no debemos echar leña al fuego, debemos ser pacificadores, hacer comentarios no apacionados, no somos simples espectadores, somos parte del conflicto ya que una guerra en cualquier lugar del mundo, sin darnos cuenta nos pasan factura, no deseo juzgar ningún comentario por favor, pero me preocupa cuando leo términos ofensivos en contra de Israel, eso nos convierte en ajitadores, invoco a la paz,bienaventurados los pacificadores porque ellos verán a Dios. Dios les bendiga

  6. israel es el reloj biblico de la tierra, por lo tanto no debemos alarmarnos es el pueblo deDIOS,por hoy esta hecho a un pero no olvidado todos esos vecinos alrededor son sus enemigos,porque es la unica democracia.

  7. hay super bna la pagina okis

  8. Mercedes Cornejo dice:

    El pueblo de Israel es muy lindo pacífico sus habitantes son personas muy inteligente Dios los ha provisto de mucha inteligencia ellos al desierto lo cultivan a base de regadíos por goteo, su tecnología es de primera tanto en armamentos como en tecnología médica, radial, automovilísticas computadoras en fin Dios los hizo muy inteligentes en medio del desierto.
    Al turista lo atienden de lo mejor su comercio informal funciona la regateo.
    Felicitaciones.

  9. NoemiLamberti dice:

    o son muy naiff o no saben que está sucediendo en Gaza..la sangre inocente de toda estimación cae a chorros y es palestina..esto no puede traer mas que dolor …ningun estado debe prevalecer por sobre la Humanidad.Dios bendiga a los caidos y dé Justicia ante tanto horror..n

  10. Herney Lopez dice:

    Deberia ser esta tierra la que inspirara paz y no tanta guerra, pare que ubieraan olvidado se las palabras que su dios les dejo

  11. Cada hora cada minuto, cada segundo, que vivimos debemos orar por Israel, porque las escritura nos enseñan que debemos de orar; los unos por los otros, por israelíes y palestinos pues todos somos hijos del mismo creador del universo, y el creo los cielos y la tierra para vivir en ella, lo que pasa es que todo se politiza; en las mesa de negociaciones del mundo político, y quienes se benefician de las guerras solo son los fabricantes de armas, porque ellos, están de ociosos, y son el perfecto taller de Satanás que El Señor Jesucristo los reprenda, ahora y siempre.

  12. nicolas garcia dice:

    Dios dijo .Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado y oraren, y buscaren mi rostro y se convirtieren de sus malos caminos entonses yo oire desde los cielos y perdonare sus pecados Y SANARE SU TIERRA

Deja un comentario