La Guerra desde Israel

Compartir:

José Alberto Itzigsohn*

dossier sobre»La Encrucijada de Medio Oriente» (artículo 1 de 3)

Debo  comenzar  este  intento  de describir  la situacion imperante  en Israel, en el Libano y  en Palestina,  con la acotación de que  los acontecimeintso  estan  tan cargados de dramas  humanos y son politicamente  tan fluidos  que  lo  que  aqui  se diga puede  ser  superado  por  la marcha  de los acontecimiento, antes  de llegar a destino. Ademas, comienzo  a escribir  esto  bajo la impresión  de la tragedia de Kafar Kana.

Debo  comenzar  este  intento  de describir  la situacion imperante  en Israel, en el Libano y  en Palestina,  con la acotación de que  los acontecimeintso  estan  tan cargados de dramas  humanos y son politicamente  tan fluidos  que  lo  que  aqui  se diga puede  ser  superado  por  la marcha  de los acontecimiento, antes  de llegar a destino. Ademas, comienzo  a escribir  esto  bajo la impresión  de la tragedia de Kafar Kana, en la cual un bombardeo de la aviacion israeli causo el derrumbe  de un edificio  de tres  pisos  y la muerte  de más  de cincuenta personas. No  es el primer  acontecimiento luctuoso de esta guerra,  por  ejemplo, una katiusaha del  Jizbala  mató  ocho  obreros  ferroviarios  en Haifa,  pero su intensidad  es  tal que lo cuantitativo   puede transformarse en  cualitativo  y dar  origen  a  un  símbolo que puede afectar el futuro  inmediato y mediato en  la  región. 

Ahora  bien, en  toda  secuela  de acontecimientos  es necesario  fijar  un punto  de comienzo que  suele  ser arbitrario,  como  en el  célebre  dicho:¨¨ La  pelea  empezó cuando vos  contestaste  a la trompada que yo  te dí.¨¨,pero aún a riesgo de una elección parcial, debo  elegir  un punto de partida.

A  comienzos  de Julio,, el movimiento Jizbala  llevó  a cabo  un bombardeo masivo con katiushas  en la  frontera  del  Libano  con  Israel  que  hasta  ese  momento,  estaba tanquila. Allí, al amparo  de  esa  maniobra  atrajo  a  un grupo  de soldados israelies a una  emboscada , mató a  varios y secuestro a dos soldados  heridos. Posteriormente,  ofreció  cambiarlos a cambio  de la liberación  de varios  miles  de prisioneros,  un  pequeño  número de ellos libaneses, y en su mayoria  palestinos,  que están en las  cárceles de Israel, acusados de  haber participado  en la preparación o  ejecución  de ataques contra la población  civil  israelí.

 

Este  secuestro ocurrió  poco  despues  de  un ataque contra  soldados  israelies, en territorio israeli, llevado acabo  por movimientos  guerrilleros  palestinos de  la franja de Gaza que  culmino  con la muerte  de varios soldados  israelies y el secuestro de uno de ellos,  seguido tambien de la exigencia  de  una  liberación masiva  de prisioneros  palestinos. Existe  una  correlación entre  el secuestro  en la frontera  con  Gaza  y los  secuestros  en la frontera  con el  Libano,  pero la  situación   básica  no  es  la  misma. Los  acontecimientos  en  Gaza  y en  la  margen Occidental del  Jordán, aunque  teñidos  del  fundamentalismo  religioso del Hamas, estan ligados  con un problema no resuelto: La  creacion de  un Estado Palestino al  lado  de Israel,  con  fronteras  seguras  y  reconocidas  y, por supuesto, evacuacion negociada de los territorios osupados.

En cambio,  no existe  ningun  problema  terrritorial  entre  Israel y el  Libano.  Despues de la  evacuación israeli  del  sur del Libano hasta  fronteras  reconocidas  por  las  Naciones  Unidas,  no hubo ya  reivindicaciones  legales.. Eso si,   quedó una zona,  la  llamada  granja  de Shaba que pertenece  a Siria  y es ocupada por  Israel y  que  sería  eventualemente  negociada  en los acuerdos  venideros  de paz  entre  ambos  paises,  pero  Jizbala  los reclama  para  el Libano,  asi como  a varias  poblacioens  shiitas de la  Galilea en territorio reconocido internacionalmente  como territorio israeli. Estas reivindicaciones  le han permitido al Jizbala  una continua  actividad de hostigamiento contra  Israel,que ha  incluido   ya  anteriormente el secuestro y muerte  de tres  soldados  israelies y el  bombardeo con katiushas  de localidades limítrofes .De  alli que la resistencia palestina  tenga bases políticas admisibles, aunque sus métodos no lo sean,  mientras  que la  actividad  del Jizbala  no las tiene.  Es posible argumentar  que la  actividad  del Jizbalah esta motivada por la solidaridad  con los palestinos, pero en todo caso la lleva  a cabo desde el territorio de un estado soberano, el Libano,  dentro del cual esta integrado el Jizbala  con diputados y ministros, pero que no ha asumido la  responsabilidad  por actos de esa naturaleza. El Jizbala se abroga  asi los derechos  del gobierno libanes, en su conjunto.

En Israel  se considera  que el Jizbala, el ¨Partido de Allah¨,  formado  basicamente por musulmanes shiitas y estrechamente  ligado con el movimiento shiita fundamentalista  que gobierna  al Iran,  representa  una cabecera  de puente  del fundamentalismo islámico y que obra  dentro  de una  estrategia que niega  el  derecho a la existencia  del Estado de Israel. Dentro de una  estrategia  global mundial, hay quienes piensan que los  estados fundamentalistas islamicos, en especial el Iran, pueden ser aliados  validos  en la lucha contra el imperialismo, lo  cual  a mi entender  constituye  un grave  error,  por la naturaleza  retrograda  de  todos los fundamentalismos, ya sean islámicos, judíos o cristianos y en particular, visto desde Israel, ese  fundamentalismo tiene  un solo significado y ese es una amenaza  concreta  de destruccion y de muerte, enunciada como objetivo por la dirección del  Iran,  negadora de la existencia  del Holocausto y profundamente  antisemita.

Por estas  razones, el gobierno israeli no ha podido aceptar  el chantaje político del Jizbala, reforzado por su existencia como un movimiento militar que cuenta  con un arsenal de coheteria muy adelantado, que supera a los arsenales de muchos ejércitos. Estos cohetes  son de origen ruso, chino  y norcoreanos y se estima que llegan a poder del Jizbala, desde  Iran y a travez  de Siria. Iran niega  que provea  de cohetes al Jizbala, pero hay algo evidente, de alguna parte llegan, no son fabricados in situ y pasan por Siria, no tienen otra forma de  llegar.

La acción del Jizbala provocó  la intervención militar  israeli reciente,  destinada  a lograr  la liberacion de los soldados  secuestrados y una modificación de la situación que consistiria , basicamente, en la retirada del Jizbala de la frontera y su remplazo por el ejército regular del Libano, lo cual es una demanda legítima y si eso no es posible, por una fuerza internacional. Aquí  hay que hacer una disgreción. Hay quienes sostienen que la intervención militar israeli ya estaba preparada de antemano, como parte  de un plan norteamericano para presionar a Siria, desde el Libano y que la acción del Jizbala solo le sirvió de pretexto. Esta es la tesis sostenida por el propio Jizbalah, por el partido comunista israeli, por movimientos de izquierda no parlamentarios y por el ¨Gush Shalom¨, uno de los movimientos pacifistas israelies, dirigido por el periodista Uri Avneri. Esa interpretación exigiría suponer que la dirección del Jizbala, donde hay una personalidad sumamente inteligente, el sheij Nazrallah, ha caido ingenuamente en una trampa, lo cual es muy poco probable. La otra interpretación, apoyada por la mayoria del movimiento pacifista israeli, entre ellos figuras como el escritor AmozOz, sostiene que la provocación de Jizballa, obedeció a necesidades políticas de ese movimiento y a un intento de Iran de desviar de si la presión ejercida por varios paises, para que desista de sus planes de armamento atómico, lo cual seria el anticipo de una guerra total en la región. Por esa razón, la mayoria del movimiento pacifista israeli considera a la guerra contra el Jizbala como una guerra impuesta, inevitable, al mismo tiermpo en que insiste en disociarla del problema palestino que exige otra forma de solución, esencialmente politica y de la poblacion civil del Libano y aqui llegamos a otro problema crucial.: La forma en que se esta llevando a cabo la guerra, forma que ha recibido muchas criticas en Israel. El gobierno israeli ha tratado y trata de evitar una intervención masiva de sus fuerzas de tierra en el Libano.Jizbala es un movimiento guerrillero apoyado por la poblacion shiita del sur del Libano. Tiene una muy buena organizacion y una motivación politico-religiosa muy intensa, lo cual ,unido a su conocimiento del terreno y una larga preparación, lo transforma en un enemigo muy estimable. El ejército israeli tiene mucha mas fuerzas y no carece de motivacion, pero una lucha terrestre originaria muchas bajas, como lo han demostrado las primeros encuentros sobre el terreno. Por esa razón el gobierno  israeli hace  un uso masivo de la fuerza aerea, partiendo de la base inicial de que podría forzar al gobierno del Libano a desarmar al Jizbala, lo cual parece imposible, porque aunque lo deseara, el gobierno libanes no tiene la cohesión ni la fuerza necesarias para llevar a cabo esa tarea, y tambien, para  intentar destruir las bases estrategicas de ese movimiento. Los bombardeos aereos  masivos se hacen sobre lugares que se consideran de importancia militar, con advertencias previas a la población de que deben abandonar sus casas en determinadas regiones, pero esas poblaciones no siempre lo hacen o porque no quieren o no pueden y tenemos como resultado un numero intolerablemente  elevado de bajas civiles,como en el caso reciente de Kafar Kanah.

En Israel se señala que, por supuesto, tambien hay bajas civiles israelies, aunque en número mucho menor, pero que en este caso, se han disparado dos mil cohetes con la intención de  matar civiles judíos pues no se atacan objetivos militares o presuntivamente militares, a menos que se acepte, como lo dice la propaganda fundamentalista islámica, que todo judio que habite en Israel es un criminal contra los pueblos árabes y el Islam y que por lo tanto, su muerte esta justificada. Recordemos que, aunque en teoria, eso se circuncribiría

a los judios que cometen el crimen de vivir en Israel, en cualquier parte de Israel, de hecho ha abarcado tambien a otros judios ¨ïnocentes¨ en el resto del mundo, sobre la base, por cierto incorrecta, de que todo judio, por serlo, apoya a Israel o a la politica de su gobierno.

Cuales son pues las soluciones inmediatas posibles para salir de esa situación.

Básicamente hay dos. Una, un cese del fuego incondicional, inmediato, seguido de negociaciones que estarian destinadas a asegurar el remplazo del Jizbala , en la frontera, por una fuerza internacional, neutral; la entrega de los prisioneros israelies al gobierno libanes y su posterior canje por prisioneros libaneses en poder de Israel y la eventual entrega de la zona disputada de Shaba a esa fuerza internacional o a las Naciones Unidas, para quitar el pretexto de su acción al Jizbala. Es probable que esta solución de un cese del fuego inmediato termine por imponerse ,sobre todo por el impacto del número  elevado  de victimas civiles. La segunda solución es la de un cese del fuego condiconal a la producción de una serie de hechos en el tereno que es la solución preferida por Israel, por miedo a que un cese del fuego, sin cambios sobre el terreno, signifique volver a la situación anterior. Esos cambio serian los mismos que he señalado antes a los que habría que agregar el ldesarme del JiIzbala, tal cual esta previsto en la resolución 1559 delas Naciones Unidas, lo cual parece muy poco probable, pues no hay quien este dispuesto a ponerle el cascabel al gato.

Si se llega a una solución intermedia, quedaria pendiente la amenaza de que el Jizbala volviera a ser rearmado por sus protectores y siguiera constituyendo una grave amenaza para Israel, pues los cohetes pueden volar por encima de un ejercito que esté en la frontera.

A mi entender,el único camino abierto ante Israel, despues del alejamiento del Jizbala de la frontera, es concentrar sus esfuerzos en reanudar el proceso de paz con los palestinos, lo cual, si bien no eliminará la amenaza del fundamentalismo islamico, hará que Israel sea menos vulnerable en la región y en el mundo.

 

*José Alberto Itzigsohn, médico psicoterapeuta, ex director de la carrera de psicología de la UBA, residente en Jerusalén desde hace décadas.

Deja un comentario