En la huella de Artigas.

Compartir:

“…en la otra orilla alguien me espera/ 

con un durazno y un país.” 

Mario Benedetti

Con el mate y el termo b ajo el brazo, y con la bandera tricolor del Frente Amplio desnuda y al viento, miles de uruguayos “cruzaron el charco” desde Argentina para apostar con su voto al ancho territorio de la esperanza. Por eso, cuando en la cálida noche montevideana del domingo 31 de octubre Tabaré Vázquez, emocionado pero sereno, recordó al general Líber Seregni como uno de los forjadores de este nuevo tiempo que recién comenzaba a crecer, “el paisito” sentía que su alma volvía a sacudirse al compás de los cantos y del repique incitante de los tamboriles del Barrio Sur.
Ahí se plasmaban años de búsqueda compartida, de esforzada convergencia, de poner “el acento en lo que une y no en lo que divide”, de la creación inédita de una confluencia inevitable, plural y abierta, punto de encuentro entre la racionalidad y la utopía.  El júbilo del pueblo oriental es nuestro propio júbilo, porque esta “vuelta de taba”  diseñada al sur del continente americano, lleva enlazado en la punta del mástil, el entrañable sueño de la Patria Grande.
Consejo de Redacción de Tesis 11

Deja un comentario