Elecciones municipales del 8 de mayo en Uruguay.

Compartir:

Dossier: Uruguay (artículo 6 de 6).

Horacio Ramos*

El interior cambió de mano.

Fueron ocho los bastiones ganados por el progresismo uruguayo: Montevideo, Canelones, Maldonado, Salto, Paysandú, Rocha, Florida y Treinta y tres; los siete últimos, logrados por primera vez en la historia de la izquierda. Como dato adicional, debemos señalar que cinco de los departamentos generan más del 80% de la riqueza del país y, sumando a Montevideo, se gobierna al 75% de la población nacional. La mayor humillación blanca se registró en Paysandú, el feudo del temperamental presidente del Directorio del Partido Nacional y candidato a la presidencia de la República, el senador Jorge Larrañaga, quien fuera Intendente del departamento. Los Colorados, por su parte, profundizaron aún más el proceso hacia su ostracismo político, ya que el comicio de mayo les significó la pérdida del 80% de las intendencias que tenían. Asimismo, cabe mencionar que el departamento más reñido fue Maldonado, donde el centro principal es el exclusivo balneario de Punta del Este; aquí se impuso la izquierda, llevando como candidato al dirigente sindical Oscar de los Santos. Por último, la izquierda logró en Montevideo su cuarta victoria consecutiva desde 1989 con el 59% de los votos, mientras que el partido Colorado con el 25% y los Blancos con el 10%, quedaron relegados en esta contienda. De esa manera, el biólogo molecular y ex decano de la Facultad de Ciencias, Ricardo Ehrlich, reemplazó a su compañero Mariano Arana en la intendencia de la ciudad capital.

*Horacio Ramos, periodista, escritor, miembro del Consejo de Redacción de Tesis 11.

Deja un comentario