EL NEOLIBERALISMO, LAS PASO Y LA CRISIS ARGENTINA

Compartir:

DECLARACION DE TESIS 11

El significado del contundente resultado de las PASO fue el de repudiar una política dirigida por el FMI, apoyada por el gobierno de EEUU y ejecutada por Macri y su alianza mediática, política y judicial, sostenida con un cinismo escandaloso y el complemento de represión y presos políticos, convencidos además de su eterna inmunidad.

Antes y después de la PASO, Macri y sus aliados trataron de instalar el “Yo o el caos”, pero los hechos demostraron que el caos es producto de los directores y ejecutores de esta política que ahora, luego del deliberado impulso a la megadevaluación y el consecuente traslado a precios, agrava los padecimientos, la zozobra y la angustia de la inmensa mayoría del pueblo.

Fruto de este caos y del contundente resultado electoral, los hasta ahora beneficiarios de la política macrista, de aquí y de afuera (Wall Street), le soltaron la mano, no le creen, le perdieron el respeto al gobierno, hecho que sumado al repudio popular, hacen que el actual sea un gobierno sin legitimidad política. Es gobierno sólo desde el punto de vista formal. La crisis es ahora política.

El plan de medidas que con alcance electoralero lanzó el gobierno, no cubre ni por asomo el agravamiento de las condiciones de vida de una porción significativa del pueblo. Por eso, así como aconteció en oportunidad del repudio al fallo del 2 x 1 en beneficio de los genocidas, ahora es imperioso movilizarse y exigir que de inmediato se implemente un programa de emergencia alimentaria y sanitaria.

Sólo el pueblo movilizado y organizado salvará al pueblo, mantendrá la democracia, hará que se preserve el estado de derecho y la vigencia de la Constitución.

No es el pueblo quién miente para convencer, ni es tampoco el promotor del odio.

No es el pueblo quién manipula cual objeto a la sociedad ni genera psicosis de miedo falaz para conquistar adhesiones.

Sin embargo, el pueblo debe permanecer alerta para no dejarse arrastrar por las provocaciones.

El pueblo no desea ni promueve la muerte de nadie ni planea sacar muertos de Olivos a los actuales gobernantes. Para reemplazarlos se vale del voto.

Deja un comentario