APROXIMACION AL ACUIFERO GUARANI

Compartir:

PROFESORA  ELSA  M.  BRUZONE*

La  importancia  del  Acuífero  Guaraní,  ese  enorme  reservorio  de  agua  potable  subterránea  que  compartimos  argentinos,  brasileños,  uruguayos  y  paraguayos,  queda   expuesta  cuando  leemos que en  los    años  2020 – 2030,  más  del  90%  de  la  población  mundial  no  tendrá  acceso  al agua  potable.

La  importancia  del  Acuífero  Guaraní,  ese  enorme  reservorio  de  agua  potable  subterránea  que  compartimos  argentinos,  brasileños,  uruguayos  y  paraguayos,  queda   expuesta  cuando  leemos que en  los    años  2020 – 2030,  más  del  90%  de  la  población  mundial  no  tendrá  acceso  al agua  potable,  es  decir  a  agua  limpia,  buena,  sana,  no  contaminada, y  que  aquel  que  controle  el  recurso,  controlará  la  economía  y  la  vida  del  planeta,  ya  que  sólo  el  3%  del  agua  existente  es  dulce.  El  resto  se  encuentra  en  los  mares  y  océanos.  La  tecnología  para  desalinizar  agua  de  mar  existe;  pero  es  cara  y  aún  no  se  ha encontrado  la  manera  de  eliminar  la  sal  y  los  productos  químicos  que  se  utilizan  durante  el  proceso,  sin  ocasionar  daños  al medio  ambiente.  Los  países  más  ricos  del  mundo  tienen  sus  recursos  hídricos  en  vías  de  extinción  por  la  sobreexplotación  y  contaminados. Si  una  fuente  de  agua  se  agota,  desaparece,  si  no  se  puede  descontaminar,  se  pierde.   A  ello  hay  que  sumarle  un  informe elevado  por  el  Pentágono  a  fines  de  febrero  de  2004  al gobierno  y  congreso  norteamericanos  donde  advierte  que  por  el  calentamiento  global,  el efecto   invernadero  se acentuará  provocando  más  hambre,  sequías, y   los  recursos  hídricos   se  verán  afectados.  Ante  esta  situación,  sugiere  lisa  y llanamente  la  apropiación  y  control  de  las  fuentes  de  agua  potable  del mundo  en  el  lugar  donde se  encuentren,  por  parte  de  las  fuerzas  armadas  estadounidenses.

 El  Guaraní se  extiende  por debajo  de  las  cuencas  de  los  ríos  Paraná,  Uruguay,    Paraguay,  Pilcomayo,  Bermejo,  Salado..   Tiene  una  superficie  aproximada  hasta  la  fecha  de  1.194.000  kilómetros  cuadrados  de  los  cuales  839.000  corresponden  a  Brasil,  226.000  a  Argentina,  71.700  a  Paraguay  y  59.000  a  Uruguay, que representan,  el  10%  del  territorio  de  Brasil,  el  6%  de  Argentina,  el  18%  del  Paraguay  y  el  25%  de  Uruguay.  Por  el  norte    toma  contacto  con  el  Pantanal  que  a  su  vez  se  conecta  con  la  Amazonia.  Se  desconoce  el  límite  oeste  del  Acuífero  en  el  Paraguay  y  en  Argentina,  aunque  se  estima  que  en  nuestro  país  se  prolonga  hacia  la  cuenca  del  Bermejo  y  más  allá  de  la  laguna  Mar  Chiquita.  También  es  desconocido  el  límite  sur  en  la  Argentina  pero  no  se  descarta  que  continúe  hacia  las  regiones  pampeana  (inundada)  y  patagónica  pudiendo  llegar  a  conectarse  con  la  zona  de  los  grandes  lagos  precordilleranos.  Esto  explica  el  porqué  de  tantos  extranjeros  comprando  tierras  en  la  región  y  las  presiones  del  BM  y  del  FMI  para  que  los  Bancos  de  la  Nación  y  Provincia  de  Buenos  Aires  sean  privatizados,  ya  que  en  su  cartera  de  deudores  se  encuentran  tierras  de  pequeños  y  medianos  agricultores  que  son  de  las  mejores  del  país.

Se  estima  su  volumen  en  unos  55.000  kilómetros  cúbicos ( cada  kilómetro  cúbico  equivale  a  un  billón  de  litros  de  agua, es  decir  un  uno  con  doce  ceros  atrás).  La  recarga  se  estima  entre  160  y  250  kilómetros  cúbicos  por  año  y  explotando  anualmente  80  kilómetros  cúbicos,  explotación  considerada racional,    podría  abastecerse  a  unos  720.000.000  de  personas  con  una  dotación  de  300  litros  por  habitante  diariamente.  La  población  de  Nuestra  América  es  de  unos  551.000.000 de  habitantes.  Sólo  con  el  Guaraní  podríamos  abastecernos  de  agua  potable,  limpia,  de  excelente  calidad  y  altamente  mineralizada, y  el  resto,  en  una  globalización   al  revés  de la  que  existe  hoy,  podría  servir  para  ayudar  a  calmar  la  sed  de  pueblos  hermanos  del  Hemisferio  Sur,  o  podría  venderse  a  los  países  del  Primer  Mundo  ya  que  para  éstos  el  agua  es  una  mercancía  y  no  un  derecho  humano.
Las  áreas  de  recarga  y  descarga  del  Guaraní  y  las  áreas  donde  existen  una  alta  concentración  de  usos  y  usuarios  se  consideran  áreas  críticas  (“hots  spots”),  siendo  una  de  las  más  importantes  la  de  la  Triple  Frontera.

El  estudio  del  Acuífero  fue realizado  por  Universidades  Nacionales  de  los  cuatro  países.  El  costo  final  del  mismo  fue  estimado  en  6.000.000  de  dólares,  pero  los  gobiernos  de  la  región,  en  los  años  noventa,    decidieron  entregar  al  Banco  Mundial  el  Proyecto.  Este  lo  aceptó  rápidamente,  fijó   el costo  de  las  investigaciones  en   26.760.000  dólares   y  determinó  que  el  fin  del  mismo  sería  preservar  de  la  contaminación  al  Guaraní  y  lograr  el  desarrollo  sustentable  del  mismo,  lo  cual  en    términos  del  Primer  Mundo  significa  que  los  pobladores  locales  no  tengan  acceso  al  recurso  y  por  lo  tanto  no  puedan utilizarlo  libremente.   Por  lo tanto,  el  Proyecto  no  tiene  en cuenta  las  necesidades  de  nuestro  pueblos.  Además  determinó  que  los  gobiernos  pagarían  su  contraparte  en  especies, término  eufemístico  con  el  que  se  designa  al  agua..  Se  desconocen  proyectos  de  utilización  del   Acuífero  en  nuestra  Argentina, salvo  los  de  aguas  termales  existentes  en  la  Mesopotamia.  Se  sabe que  las aguas  son  de excelente  calidad  para  el  consumo  humano,  industrial,  hidrotermal  y  para  el  riego  y  que  la  relación  costo  – beneficio  es  sumamente  favorable  si  se la  compara  con  la que demanda  el  tratamiento  de  aguas de  superficie

Técnicos  brasileños,  en  el 2000,  presentaron  una  propuesta  al  BANCO  MUNDIAL  (BM) para  la  creación  de  una  Red  de  Monitoreo  del  Acuífero  Guaraní.  El  Proyecto  contemplaba  el      relevamiento  total  y  absoluto  de  la  región  y  sus  potencialidades  Esta  propuesta  fue  aceptada   y   comenzó  a  implementarse  durante  el transcurso  del  año  2004.  En  una   palabra,  la  propuesta  de  Brasil  sirvió  para  que  el  BM  tomara  posesión  del  recurso  con  los  silencios  cómplices  de  los  gobiernos  argentino,  paraguayo  y  uruguayo.
La  Organización  Internacional  de  Energía  Atómica  a pedido  del   BM,  ha  realizado  estudios  isotópicos  de  las  aguas  del  Acuífero.  Ellos  han  determinado  que  el  mismo  es  rico   en  distintos  elementos  químicos  indispensables  para  las  industrias  espacial,  aeronáutica  y  militar.  Destinó   300.000  dólares  durante el año  2004  para  el  transporte  y  análisis  en laboratorio  de  los  isótopos  de  muestras  de  agua del  Guaraní.  Coca –  Cola  y  Nestlé  ya  tiene  plantas  separadoras  de  estos  elementos  en  la  región. Como  podemos  observar,  están  preparando  un  futuro  venturoso  para ellos.

La  Secretaría  del  Proyecto  tiene  su  sede  en  Montevideo,  Uruguay,  y  dos  veces  al  año  debe  informar  sobre  los  avances  del  mismo  a  la misión  del  BM.    Este   determina  los  lineamientos  que  la  Secretaría  seguirá  en  su  accionar,  la  cual,  debe  revisar  lo  actuado  con  él  y  la  UDSMA/OEA,  y    fija  las  nuevas  pautas  a  seguir.   No  sabemos  qué  seguirá  ordenando  en  el  futuro  pero  lo  podemos  imaginar.

El  BM  creó  un  Fondo  de  Ciudadanía  de  240.000  dólares  para  apoyar  la  promoción  de  cursos,  eventos  de  capacitación  y  divulgación  relacionados  con  aguas  subterráneas    y  en   especial   con   el   Acuífero  Guaraní.  El  mismo  fue  otorgado  a  veinticinco proyectos,  algunos  de  los  cuales  implican  a universidades  argentinas  y  organizaciones  ecologistas  que trabajarán  para  el  BM.
También  instrumentó  un  Fondo  de  Universidades  de  370.000  dólares  destinado  a  financiar  durante  dos  años  proyectos   universitarios  de  investigación  sobre  el  Guaraní.  Fueron  aprobados    nueve  proyectos   que  serán  supervisados  directamente  por  el  BM.  Los  contratos  estipulan  que  los  investigadores  responden  directamente al  BM  y  deben  acatar  sus  directivas  y  además,  que  todos  los  trabajos  elaborados  serán  de  autoría   y  propiedad   intelectual  compartida  entre  el  BM,  la  OEA y  los  adjudicatarios  de  los  proyectos.   Lo  peor   es  que  los  designados  se  sienten orgullosos  por  esas  nominaciones  sin  comprender  o  no  querer  comprender  de  qué  se  trata:  difunden  la  información  detallada  de  un recurso  natural  estratégico  no  para  las  autoridades  de  su  país  sino  para  los  designios imperiales.

Se  previó  además,  en  el  BM,  la  creación  de  un  sistema    centralizado  de  datos.  A  tal  fin  se  ha  dividido  al  Acuífero  en  dos  zonas  para  su estudio:  norte  y  sur.  Se  crearon  los  centros  de  datos  nacionales,  provinciales  o  estaduales  y  locales.  En  esos  centros,  llamados  también  nodos,  debe  volcarse  toda  la información   obtenida   sobre  las  caracterizaciones  físicas,  económicas  y  sociales  de  los  países  involucrados  en  el  Proyecto,  los  resultados  de  las nuevas  investigaciones   sobre  el  Guaraní   y  toda  información  conexa  con  el  yacimiento,  que  sólo  será  procesada  y  administrada  por  el  BM.  Se  llamó  a  licitación  para  la  confección  de  un  nuevo  mapa,  el  cual  está  en  pleno  proceso,  siendo  la  empresa  canadiense  Tecsult  la  adjudicataria  del  mismo.  También  para  realizar  estudios  completos  sobre  el  Guaraní.  Se  presentaron  empresas  de  todos  los  países  del  Primer  Mundo  y   también  de Israel.  la  lista .    Se  ha  puesto  en  marcha  el  Sistema  de  Información  del  Sistema  Acuífero  Guaraní  (SISAG).  Para  el  período  2005/2007  se  han  instrumentado  cursos  y  talleres de  trabajo  para  todos  aquellos  implicados  en  el  Proyecto.

Desde  noviembre  de  2005  la  Secretaría  General  del  Proyecto  es  miembro  del  Patronato  Mundial  del  Agua (GWP)  fundado  en  1996,  y  cuyo  directorio  está  conformado  por  representantes  gubernamentales  de  Canadá,  Europa,  de  organizaciones  financieras  como  el  Banco  Mundial,  de  transnacionales  del  agua.  Recibe  apoyo  financiero  entre  otros  de  la  Fundación  Ford,  del  mismo  Banco  Mundial,  del  Programa  de  Naciones  Unidas  para  el  Desarrollo  (PNUD),  de  agencias  gubernamentales  canadienses  y  europeas.  Bajo  el  eufemismo  de  “ayudar  y  apoyar  a  países  en  el  manejo  de  sus recursos  hídricos”  esconde  el propósito  de  convertir  al  agua  potable  en  una  mercadería,  de  lograr  la  apertura  del  sector  para  las  transnacionales  del  agua y  la  mejora  de  las  condiciones  para  la  inversión  privada.  En  una  palabra:  la  negación  del  agua  potable  como  un  derecho  humano  fundamental  para  la  salud  y  la  vida.  En  marzo  de  2006,  el  Proyecto  fue  presentado  en  el  IV  Foro  Mundial  del  Agua,  organizado  por  el  Consejo  Mundial  del  Agua,  hermano  mayor  del  ¡Patronato  Mundial  del  Agua!

Debido   a  la  movilización  y  resistencia  social  que  logró  dar  forma  a  la  Carta  Social  del  Acuífero  Guaraní  y  que  en  la  Reunión  del  MERCOSUR  de  diciembre  de  2005  se  ratificara  la  soberanía  de  nuestros  países  sobre  el  mismo,  los  gobiernos  nacionales  de  los  cuatros  países  recibieron,  a  fines  de  marzo  de  2006,  la  notificación  de  que  pagarían  al  BM  unos  3.000.000  de  dólares  por   país,  sumado  al  conocimiento  estratégico.  Por  ahora  esto  es lo  que  el  Banco  Mundial  pasó  a  denominar  especies.   La  pregunta  es:  año  1998,   1.500.000  de  dólares  por  país  y  el  conocimiento  total  del  recurso  para  nosotros.  Año  2006:   3.000.000  de  dólares  por  país  y  conocimiento  estratégico  de  valor  incalculable  para  el  BM  ¿Valió  la  pena?  ¿Es  o  no  un  caso  concreto  de  corrupción  y  traición  a  la  Patria?
Mientras  tanto,  los  gobiernos  de  los  cuatro  países,  miran  para  el  costado  o  se  hacen  los  distraídos.  Nunca  tan  claro  como  en  este  caso,  las  gallinas  han  abierto  el  gallinero para  que  entre  el  zorro.    Nunca  tan  claro  como  este  caso,  la  corrupción  y  la  entrega  de  patrimonio  nacional.  Afortunadamente,  la  sociedad  civil  se  organiza,  resiste  y  lucha  para  revertir  la  situación.
                        

*PROFESORA  ELSA  M.  BRUZONE, Historiadora, Especialista en Geopolítica, Estrategia y Defensa,Secretaria del CEMIDA, Asesora Ad-Honorem del Congreso Nacional sobre recursos naturales y el Acuífero Guaraní, Integrante del Comité Académico de ATTAC. Integrante del Consejo Asesor del Departamento de Política Internacional del Centro Cultural de la Cooperación.Asesora y participante del Documental » SED : Invasión gota a gota «

    
                                                      

.

One Reply to “APROXIMACION AL ACUIFERO GUARANI”

  1. Estimados;
    Soy Daniela Laham,estudiante de la Facultad Nacional de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la ciudad de Córdoba. Me encuentro elaborando mi trabajo de tesis, que trata sobre una intervención en la zona de la Triple frontera, para lo cual estoy realizando una profunda investigación del lugar.
    Estaba buscando información sobre la geografía e hidrografía del lugar y me encontré con su artículo en esta página web. Les escribo para pedirles si tienen alguna información, fuente o contacto donde encontrar mayor material, gráfiocos y cartografía de a la región. Me resulta muy complicado encontrar mapas que muestren estudios sobre el lugar.
    Les agradecería profundamente si puediesen colaborar con mis estudios.
    Saludos, atte.
    Daniela

Deja un comentario