ANTE LA CAMPAÑA DE DESINFORMACION, MANIPULEO Y REPRESION

Compartir:

DECLARACION DE TESIS 11

Desde que hace casi dos años  que el capital concentrado,  bajo la insignia Cambiemos y legitimado por el voto asumiera el gobierno, viene imponiendo un proyecto político para el que el modelo económico es sólo un componente.

Es que se trata no sólo de la feroz profundización de la desigualdad y la extensión acelerada del empobrecimiento de núcleos cada vez más amplios de la población, de la alteración de la estructura productiva y social, de un país para pocos y base del negocio especulativo y parasitario. País con menos soberanía política, más dependencia económica y exponente de un destino colonial.

Este objetivo se monta por otra parte en un perverso y peligrosísimo plan consistente en conformar una base de masas que respalde la consolidación del poder de capital concentrado, recurriendo para ello a una campaña plagada de mentiras y de falsificación de la realidad con la que se pretende fabricar la imagen artificial de grupos organizados de oposición violentos, generadores de caos, terroristas, anarquistas, a los que hay que someter por vía de la represión. Es parte de la ruta elegida para disciplinar al pueblo y adoctrinarlo culturalmente.

Pruebas palpables de ello son, entre otras, la fantochada mediática y  judicial armada para mantener como presa política a Milagro Sala y sus compañeros de la Tupac y más recientemente, las acciones propagandísticas y represivas en las calles, en los medios y hasta en  las escuelas que siguieron a los reclamos por la aparición con vida de Santiago Maldonado, mediando la teatralización de una opereta con el concurso de infiltrados provenientes de los servicios de inteligencia y de las fuerzas de seguridad,  encapuchados y disfrazados de violentos agresores.

Si este objetivo prosperara, a la degradación de la democracia y las instituciones  se le agrega el riesgo de generar un clima de odio y de enfrentamiento violento entre argentinos, con un final impredecible.

Llamamos por eso a la reflexión y a la acción unida y coordinada de los sectores populares, redoblando la lucha por la reconquista de los derechos conculcados y las demás reivindicaciones inmediatas y mediatas, evitando así que el poder político y económico avance sobre la democracia, del mismo modo como se logró que ese mismo poder retrocediera y aceptara la no vigencia del 2×1 que amnistiaba a los genocidas.

Con este mismo espíritu hoy se impone el reclamo por la separación de Patricia Bullrich y demás  responsables – como mínimo – de encubrimiento, que es un delito penal,  por la desaparición forzada de Santiago Maldonado

CABA,  08 de setiembre  de 2017

Deja un comentario